MENÚ
miércoles 17 enero 2018
17:51
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PP ganaría las elecciones europeas

Con un 30,1% de los votos, los populares aventajarían al PSOE en dos puntos

A. Rojo.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de febrero de 2014. 10:31h

Comentada
A. Rojo.  Madrid. 3/2/2014

Cuando aún quedan cuatro meses para la celebración de las europeas, el Partido Popular volvería a ganar las elecciones con el 30,1% de los votos según un encuesta elaborada por NC Report en base a entrevistas realizadas entre el 27 y el 31 de enero. Estos datos parecen contradecir las opiniones que preveían un descalabro electoral para la formación de centro-derecha y un voto de castigo provocado por las reformas del Gobierno que, de cumplirse la tendencia a la que apunta el estudio, no se materializará en mayo próximo, cuando los españoles elijan a quienes serán sus representantes en la eurocámara durante la Octava Legislatura europea entre 2014 y 2019. Lo que sí deja claro el sondeo es que se confirma la tendencia a la baja en la participación en este tipo de comicios, una gran bolsa de votantes desencantados cuya movilización en estos meses que quedan hasta mayo puede decantar finalmente la balanza de un lado o de otro. Las 900 encuestas en la que ha constituido el sondeo arrojan un porcentaje de participación de tan sólo el 41,6%. En las anteriores elecciones europeas sólo fue del 44,9% el índice de participación, lo que ya supuso una bajada respecto al 2004, cuando sólo el 45,1% se acercó a votar. Estas altas abstenciones contrastan fuertemente con los índices de participación registrados en las cuatro primeras elecciones europeas celebradas en España (1987-1999), en las que la media ascendió a un 61,3%.

Es precisamente esta abultada abstención la causante del importante retroceso en los resultados que cosecharían los dos principales partidos políticos españoles de confirmarse en mayo la tendencia mostrada en la encuesta, un retroceso que también ha de ser achacado no sólo al desgaste del bipartidismo en nuestro país, sino también al hecho de que en las europeas existe circunscripción única (no así en las generales, donde, tal y como estipula la Constitución, la circunscripción electoral es la provincia), circunstancia ésta que favorece a los partidos pequeños. Efectivamente PP, PSOE y la coalición capitaneada por CiU y PNV verían disminuida su representación en la eurocámara. Por su parte, las coaliciones que aumentan su porcentaje de votos serían La Izquierda, UPyD, EQUO y Europa de los pueblos (que integraría a ERC, BNG y, posiblemente, Amaiur). Por primera vez obtendrían representación Ciudadanos y VOX.

Según el estudio de NC Report, el Partido Popular ganaría las elecciones a pesar de dejarse nada menos que 12 puntos y pasar del 42,1% cosechado en las europeas de 2009 al 30,1%. Este recorte significaría que de los 23 escaños que tiene ahora mismo pasaría a tener 18/19. Esta pérdida de votos debe achacarse principalmente a la abstención (el 23,5% de sus votantes en 2009 se abstendrán), aunque también, en menor medida, al trasvase de votos hacía otras formaciones como UPyD (5,9%), VOX (3,8%) o Ciudadanos (2,9%).

También el PSOE vería drásticamente recortados sus resultados electorales en las próximas europeas, en concreto perdería el 10,7% de los votos y pasaría del 38,8% al 28,1%. Sin embargo, a diferencia de los que le sucedería al PP, los socialistas no tienen en la abstención la principal causa de esta sangría electoral, ya que el tanto por ciento de sufragios que perderían por esta causa (un 12,6% de los cosechados en 2009) es menos al que trasvasaría hacia La Izquierda, un 13,1%. De 21 diputados pasaría a 17/18.

Si PP y PSOE son los principales perjudicados por este cambio de tendencia, la formación política que veía aumentados sus resultados de manera más abultada es La Izquierda, que crecería 8,7 puntos, pasando de un 3,7% de los votos a un 12,4%. Sus dos diputados actuales pasarían a ser 7/8. La Izquierda mantiene fidelizado nada menos que al 79,2% de sus votantes de 2009. La segunda gran mejora en las próximas europeas sería UPyD. 6 puntos vería aumentado su resultado y desde el 2,9% de 2009 pasa a un 7,7% de los votos válidos. Su electorado crecería desde los 452.000 votos a los 1.150.000 que recabaría de confirmarse el sondeo de NC Report.

A diferencia del resultado negativo de la coalición CEU, dirigida por CIU y PNV, las otras dos alianzas electorales que se perfilan para las europeas de mayo obtendrían resultados positivos. Por una parte, Europa de los Pueblos (EdP-V), que mejoraría con respecto a las europeas de 2009, pasando del 2,5% al 4,2% y, por otra, una posible nueva coalición liderada por EQUO a la que previsiblemente se unirían ex socios de CEU como Compromís y ex socios de EdP-V como Chunta Aragonesista y Mes per Balears, que se haría con el 3,1% de los votos. Ciudadanos y VOX podrían obtener representación por primera vez beneficiándose de la circunscripción única en las europeas.

Participación de sólo el 41,6%

La alta abstención volverá a ser clave

Los datos que arroja la encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN confirman que la baja participación volverá a ser decisiva en los resultados de las elecciones europeas de mayo. No fue así en los cuatro primeros comicios europeos que se celebraron en nuestro país en 1987 y 1999, en los que la participación fue del 61,3% de media. Esta tendencia se rompió en 2004, cuando la participación se desplomó hasta el 45,1% del censo. La abstención volvió a ser muy grande en las elecciones de 2009, concretamente se registró una participación de tan sólo el 49,9%, un dato que volverá a bajar en mayo según NC Report, hasta el 44,1%. De la movilización de esta bolsa de electorado desencantado con la política y descontento con las reformas implementadas por el Gobierno dependen buena parte de las esperanzas de PP y PSOE para mejorar los resultados que adelantan las encuestas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs