MENÚ
jueves 14 diciembre 2017
23:01
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PP toma ventaja, C’s adelanta a Podemos y el PSOE se frena

Sube 5 puntos en intención de voto desde abril, una clara mejoría, pese a no alcanzar la mayoría absoluta.

  • Image
Carmen Morodo. 

Tiempo de lectura 4 min.

04 de octubre de 2015. 15:24h

Comentada
Carmen Morodo.  4/10/2015

El Partido Popular sube 1,7 puntos en intención de voto en la encuesta de NC Report del mes de octubre con respecto al sondeo de agosto. Con un universo de 1.500 entrevistas, la encuesta confirma la mejoría de los populares y también de Ciudadanos, que aumenta su posición en 1,3 puntos. El PSOE, sin embargo, se mantiene prácticamente igual, un 0,1 por ciento menos en intención de voto, pese a que Podemos se deja un punto. IU también pierde dos décimas.

La encuesta confirma la tendencia al alza del PP a nivel nacional, que viene dándose desde el pasado mes de abril. El partido de Albert Rivera sube en esta ocasión, pero su mejoría en apoyo popular no es uniforme. Mejora respecto a finales de agosto, pero en abril alcanzaba el 12 por ciento de los votos, y ahora está en el 11,7 por ciento. En abril consiguió su techo, y desde entonces se mueve con esa cima como barrera. El excelente resultado que obtuvo en las autonómicas catalanas de hace una semana no se traduce, según este estudio de NC Report, en una mejoría notable a nivel general. Precisamente ésta es la tesis en la que se apoya la dirección popular en su valoración de los resultados catalanes, la de negar que el éxito de Ciudadanos en Cataluña sea extrapolable al resto de España porque esas elecciones son «muy particulares», y porque el voto útil funcionará a favor de sus siglas y no de Rivera en la contienda nacional, según sostienen en la dirección popular.

En lo que afecta al bloque de la izquierda, lo que pierde Podemos no repercute a favor de los socialistas. El partido de Pablo Iglesias alcanzó su techo en diciembre del año pasado y desde entonces ha ido perdiendo apoyos hasta menguar a la mitad y quedar doblegado por Ciudadanos. Del 23,2 por ciento que alcanzó en el momento de su irrupción en escena como formación política al 11,2 por ciento que le da esta encuesta. Su porcentaje más bajo, por cierto, de toda la serie histórica. Sería la cuarta fuerza, por delante de IU, pero el bipartidismo aguanta, pese a su desgaste.

En escaños, los populares obtendrían entre 136/139 escaños. Los socialistas se quedarían en una horquilla entre 108/112 escaños. Ciudadanos, entre 26/28 escaños. Y Podemos, 26/27. El PP, por tanto, volvería a ganar las elecciones, por un margen estrecho, pero podría sumar con Ciudadanos. Todas las encuestas confirman que el nuevo Parlamento que salga de las elecciones de diciembre será muy distinto del actual, no sólo porque ningún partido conseguirá mayoría absoluta, sino porque la fragmentación obligará a que el nuevo Gobierno dependa de los pactos postelectorales.

La pelota estará en el tejado de Ciudadanos, que por el momento deja la puerta abierta tanto al pacto con el PP como con el PSOE. Aunque su gestión de las alianzas que selló la formación naranja tras las autonómicas y municipales de mayo indica que se siente más cómodo votando con los socialistas, como ocurre en Andalucía, que con los populares, como sucede en la Comunidad de Madrid.

Dado que el PSOE no mejora posiciones, su alianza con Podemos se quedaría muy por detrás de la otra alternativa. De acuerdo con los datos de esta encuesta, la coalición natural por parte de Ciudadanos sería, por tanto, con la lista del PP, la más votada. Pero ni con el PP ni con el PSOE alcanzaría la mayoría absoluta de diputados, situada en los 176 escaños. IU, por cierto, suma en este sondeo de octubre cinco escaños, con lo que perdería mucha fuerza en el Hemiciclo, dado que en 2011 logró once.

Con respecto a las elecciones de 2011, el PP perdería unos 50 escaños. El PSOE repitiría resultados y prácticamente se quedaría igual, pero esto implica que no sacaría ningún beneficio del desgaste que sufren los populares por la gestión de la crisis económica de estos cuatro años, sus recortes del gasto público y otras decisiones impopulares, así como los casos de corrupción que han afectado a sus siglas. En noviembre de 2011 los socialistas consiguieron el peor resultado de su historia e iniciaron, tras la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, su travesía del desierto. Cuatro años después, y con el renovado liderazgo de Pedro Sánchez, siguen estando prácticamente igual que entonces, cuando consiguieron 110 escaños. En cuanto a votos, según este sondeo, en cuatro años habrían perdido otros 800.000 apoyos, estando en los 6.171.000 votos.

Por otra parte, de acuerdo con el recuerdo de voto en 2011 y la fidelización electoral, el 69,7 por ciento de los que votaron al PP en las elecciones del 20-N lo volverá a hacer ahora. La principal fuga de electores se da por la abstención, que le cuesta el 12,9 por ciento de sus votantes, mientras que el 10,5 de su electorado se decantará ahora por Rivera. Con respecto al PSOE, conserva el 71,1% por ciento de sus votantes de cuatro años y un 7,8% votará a Podemos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs