MENÚ
viernes 24 noviembre 2017
04:50
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Rivlin: «España es un solo país para nosotros»

El presidente de Israel aboga por que «los conflictos se resuelvan pacíficamente» y hoy defenderá la unidad en el Senado

  • Image
    / Los Reyes de España, junt al presidente de Israel y su esposa.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de noviembre de 2017. 04:08h

Comentada
Aurora G. Mateache 6/11/2017

El primer viaje de Estado de un presidente israelí a España desde hace 25 años ha estado enmarcado en diversas publicaciones acerca de la «ambigüedad» de la postura del país de Oriente Próximo respecto al secesionismo catalán. El martes de la semana pasada, el embajador israelí, Daniel Kutner, afirmó que su país «no reacciona ante asuntos internos de otras naciones», pero según informan fuentes de la comunidad judía de Madrid, Reuven Rivlin abogará directamente hoy en la Cámara Alta por la unidad de España ante el órdago secesionista, un discurso que se espera con sumo interés en clave internacional, enmarcado además en las últimas reacciones por parte del miembros del Gobierno belga poniendo en duda la independencia de la Justicia española.

Ya ayer por la noche el Palacio Real escenificó el preludio del mensaje de hoy, pues Rivlin, ante más de 130 invitados de ambos países, aseguró, en unas palabras añadidas que no estaban previstas en su mensaje que «España es un país para nosotros y usted (refiriéndose al Rey) es el máximo símbolo de la unidad. Esperamos y rezamos por que todos los conflictos se resuelvan de forma pacífica». Durante la cena de gala, destacó la presencia de empresarios catalanes como el presidente de la CEOE, Juan Rosell; el de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, y el de SEAT, Luca de Meo.

El mismo domingo por la tarde en que Rivlin y la primera dama israelí, Nechama Rivlin, aterrizaran en España, el presidente israelí se reunió con representantes de las comunidades judías en España, y el presidente de la delegación madrileña, David Hatchwell, le aseguró al presidente israelí que los españoles quieren saber que el país que les visita «apoya la unidad de España y reconoce la legitimidad de la Constitución», cuando además se cumplen 100 años desde la construcción de la primera sinagoga en Madrid desde la expulsión de los judíos en 1492. Rivlin replicó que no dudara de que hoy, en el Senado, las dudas quedarían despejadas. El secesionismo catalán no en pocas ocasiones ha tratado de sacar rédito de la situación en Israel buscando semejanzas. El ex presidente Artur Más, cuando viajó, para recoger un premio, al país que nos visita aseguró: «Como en Israel, en Cataluña también hay un pueblo determinado a ser libre». Y, en otra ocasión, Mas citó a Israel como el principal aliado de la región, incluso por delante de Estados Unidos. Pero no sólo él: este afán por buscar afinidades también se extiende a la periodista y política Pilar Rahola, así como a José Luis Carod Rovira, que se refirió a David Ben Gurion como su referencia.

Vínculos judíos

«España reivindica sus vínculos con el pueblo judío». Don Felipe, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, o el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, alzó su copa para brindar por la «firme voluntad de los españoles de caminar junto a quienes encarnan una parte fundamental de nuestra historia». En unas palabras comprometidas, el Jefe del Estado subrayó «con orgullo la posición de vanguardia de España en la lucha contra el antisemitismo», y aseveró que nuestro país, dentro de que «integra el patrimonio de la diversidad, reivindica hoy sus vínculos con el pueblo judío».

La agenda del Rey ha estado marcada desde el inicio del curso político por el desafío secesionista catalán, hasta el punto de que Don Felipe ha tenido que cancelar sus compromisos oficiales en algunas ocasiones y presidir los actos en su lugar la Reina, como sucediera el lunes pasado en Valencia por la entrega de los premios Jaime I, teniendo después toda la semana despejada. Pero las pretensiones independentistas en Cataluña no frenan la agenda exterior, y ayer por la mañana los Reyes recibieron en el Palacio Real al presidente de Israel y a su mujer, Nechama Rivlin. La primera dama israelí sufre problemas respiratorios, por lo que Doña Letizia estuvo especialmente volcada en ella, ofreciéndole el brazo para ayudarla en sus desplazamientos y dándole conversación. La visita de Estado del presidente argentino, Mauricio Macri, en febrero del año pasado, inauguró el nuevo protocolo instaurado por Felipe VI para recibir a los jefes de Estado: antaño se hacía en El Pardo y el Monarca cambió de escenario al Palacio de Oriente para dotarlo de mayor solemnidad.

El matrimonio israelí fue escoltado por la Guardia Real, y se entonó el himno de ambas naciones con los 21 cañonazos de rigor.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs