viernes, 21 julio 2017
05:01
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

El PSOE pierde 1.900 militantes en un año

  • El cierre provisional del censo del partido para el 39º Congreso en 187.360 afiliados coloca en 9.368 el corte de avales que los candidatos tendrán que superar para concurrir a las primarias.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ayer durante un acto de su candidatura en Alcalá de Henares (Madrid)
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ayer durante un acto de su candidatura en Alcalá de Henares (Madrid)

El ciclo de autodestrucción en el que vive inmerso el PSOE desde hace tiempo, pero especialmente desde el último año, se cuantificó ayer por parte de la gestora con la publicación del censo provisional de afiliados con derecho a voto en el 39º Congreso. A falta de que se tramiten los oportunos recursos, la cifra oficial se conocerá el 28 de abril, a día de hoy en el PSOE militan –y están al corriente del pago de la cuota– 187.360 personas aproximadamente, esto es, 1.896 menos de las que pudieron votar el pacto rubricado entre Pedro Sánchez y Ciudadanos en febrero de 2016. Entonces, el partido cerró el censo para la consulta de un futuro «Gobierno del cambio» en 189.256 afiliados. Teniendo en cuenta la «avalancha» de altas que se ha promovido en los últimos meses desde algunas candidaturas de cara a las primarias, lanzando –incluso– plataformas para incentivar la afiliación, se antoja que los números tras el vergonzoso Comité Federal del pasado 1 de octubre eran todavía más crudos.

Más preocupante es la sangría de militantes si nos remontamos a las cifras del anterior Congreso federal del partido. En 2014 fueron 198.364 los socialistas que pudieron elegir entre Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias para dirigir el PSOE. En este caso, el partido se deja 11.004 afiliados en menos de tres años. Y si optamos por rescatar los datos de la época dorada del socialismo, cuando José Luis Rodríguez Zapatero estaba en La Moncloa la caída es aún más pronunciada: 49.212 desde 2008.

Ferraz ha hecho público el censo provisional como uno de los pasos encaminados a la celebración de las primarias, pues en función del dato definitivo se calculará el número de avales que tendrá que recabar cada candidato para llegar a la jornada de votación. Este corte se sitúa en un 5% del citado censo, por lo que si se ratifican los números facilitados por la gestora, los aspirantes tendrán que conseguir el apoyo de al menos 9.368 militantes para ver su nombre en una papeleta el próximo 21 de mayo. En las primarias de 2014, Pedro Sánchez –que venció finalmente en las urnas– recabó 41.338 avales, por encima de los 25.238 de Eduardo Madina y los 9.912 de José Antonio Pérez Tapias. Entonces había que reunir un mínimo de 9.918 avales para adquirir oficialmente la condición de candidato.

La de los avales es la próxima batalla en la guerra de las primarias. Susana Díaz se ha propuesto «doblar» a Sánchez en avales, exhibiendo músculo y apoyo entre la militancia. Conscientes del tirón de la andaluza, tanto el ex líder como Patxi López han preferido restar importancia a la recogida de avales, considerándola un mero trámite y sin que suponga un anticipo del resultado final de la votación. Desde la candidatura del ex lendakari se apunta que se recogerá el número necesario de avales y desde la de Sánchez se deja caer que incluso podrían no presentar todos los que consigan recabar entre la militancia. Un paso más en la estrategia hacia Ferraz.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1