lunes, 05 diciembre 2016
01:47
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

El Rey ajusta su agenda a la investidura

  • Volverá de la Cumbre Iberoamericana en la madrugada del 30 para firmar el Real Decreto a tiempo si Rajoy saliera elegido presidente

El Rey Felipe VI en La Zarzuela, donde hará las quintas consultas desde el 20-D
El Rey Felipe VI en La Zarzuela, donde hará las quintas consultas desde el 20-D
Javier Fdez-Largo

Mientras el PSOE se debate entre si facilitar el gobierno de Rajoy o no con su abstención y no descalabrarse al mismo tiempo, los partidos ya se preparan para el tercer intento de investidura desde las generales del 20-D. Al conocerse la semana pasada que Felipe VI convocará la quinta ronda de consultas los días 24 y 25 de este mes, las piezas del puzle han comenzado a moverse para encajarlas en una investidura que, como pronto, podría empezar el mismo miércoles 26 por la tarde y terminar el sábado 29 o el domingo 30. Del 27 al 29, el Rey estará en Colombia con motivo de la celebración de la Cumbre Iberoamericana, y será el Jefe del Estado quien firme el Real Decreto en caso de que Mariano Rajoy sea elegido presidente de Gobierno, si le propusiera previamente como candidato y obtuviera la votación suficiente en el posterior debate parlamentario.

Según informan fuentes diplomáticas, Don Felipe estará en Madrid independientemente de que sea una fecha u otra, ya que el avión de la Fuerza Aérea aterrizará en la base de Torrejón de Ardoz en la madrugada del sábado al domingo. El último acto de la cita internacional iberoamericana será en la tarde temprana del sábado, y el Rey ha querido salir inmediatamente después para estar en Madrid lo antes posible. De esta forma, la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, podrá acudir a Zarzuela para comunicarle a Don Felipe el resultado de la votación, tras lo que el Monarca firmará el decreto con el refrendo de la presidenta de la Cámara Baja y, después de publicarse en el BOE, ya podrá recibir al nuevo presidente en la semana de principios de noviembre para que jure su cargo y, tras él, los ministros sus carteras. La nueva convocatoria de consultas del Rey, anunciada un día antes de la Fiesta Nacional, caló como un soplo de esperanza en la cuenta atrás por evitar unas terceras elecciones antes del 31 de octubre. Pero lo cierto es que Felipe VI nunca barajó la posibilidad de no hacerlas, a pesar de las voces de diferentes frentes que, ante la falta de acuerdos, daban por sentado que se disolverían directamente las Cortes y los españoles volverían a las urnas. Precisamente porque lo que la Casa ha estado sosteniendo desde que el 20-D el sistema bipartidista pasara a mejor vida, y que se repitió el mismo día en que, durante el acto de los Reyes en el Palacio Real de Aranjuez con el patronato Cervantes se anunciara la nueva serie de encuentros en La Zarzuela, es que «el Rey no hace política, el Rey cumple con la Constitución». Y ésta es muy clara: si no hay candidato investido, «sucesivas propuestas» tras la ronda de consultas. Además, no convocarlas habría podido dar la impresión de falta de neutralidad en la Corona y de intentar favorecer al partido al que más le conveniera celebrar unas terceras elecciones, en este caso al PP, según los sondeos. No es baladí que los portavoces de la institución hayan incidido de forma constante en que se ha seguido el mismo procedimiento que tras la pasada investidura fallida de Sánchez antes del 26-J: «no iniciar» contactos inmediatamente después de conocerse el resultado de la votación, «de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes».

El comunicado que desde Zarzuela se envió a los medios de comunicación fue exactamente el mismo, incluso se explicó que el intervalo de tiempo entre este anuncio y la entrega de la lista de portavoces por parte del presidente (ahora presidenta) del Congreso –en este caso el día 20– que desfilarán por el despacho del Monarca será el mismo. Este desmarque de la Casa del Rey respecto al devenir político no implica que no se haya estudiado el momento propicio para hacer las consultas: este periódico ya publicó que serían después de las elecciones vascas y gallegas, y según lo previsto, el Comité federal socialista se celebrará el 23, un día antes de que comiencen las entrevistas en La Zarzuela. En el límite para que los políticos vayan a ver al Rey con los «deberes» hechos, pero no en vano la Casa del Rey ha anunciado las consultas antes de que se fije la fecha en que se conocerá la postura final del PSOE. «Los tiempos de la Corona no los marca la política», dicen fuentes del entorno.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1