domingo, 20 agosto 2017
07:58
Actualizado a las 
Ofrecido por:
Elecciones Europeas

«Solo en España y Alemania gana el partido que gobierna»

El Partido Popular ha subrayado esta noche su victoria electoral en los comicios europeos, que ha ganado siendo el partido que gobierna, aunque también ha asumido el voto de castigo después de dos años y medio en los que ha tenido que tomar decisiones impopulares y pedir "muchos esfuerzos a los españoles".

Con esta explicación ha analizado los resultados electorales la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras conocerse que los populares han perdido siete escaños con respecto a los logrados en 2009, y se han quedado en dieciséis eurodiputados, frente a los catorce del PSOE, que pierde también otros siete.

Cospedal, que ha comparecido ante los medios de comunicación junto al cabeza de lista del partido, Miguel Arias Cañete, ha recalcado que el PP ha sido el único partido de gobierno en los grandes países de la UE, junto con el alemán, que ha ganado las elecciones, y eso, ha subrayado, "es una buena noticia".

Y ha sido, ha explicado, en un contexto complicado, dos años y medio en los que el Ejecutivo se encontró con una situación "muy difícil" y ha tenido que tomar decisiones impopulares y pedir muchos esfuerzos a los españoles, y por eso ha insistido en hacer una valoración positiva.

Cospedal también ha puesto énfasis en la diferencia con el PSOE, que según ha dicho ha aumentado con respecto a los comicios de 2009, y ha agradecido la participación en estas elecciones, en las que se pensaba que iba a haber una mayor abstención.

Ni la secretaria general ni el cabeza de lista han querido entrar a analizar la importante pérdida de votos que ha registrado el PP -2.600.000 votos menos que los que logró hace cinco años- y, en consecuencia, de escaños, al pasar de 23 a 16.

En esta comparecencia no ha habido preguntas y la número dos ha convocado a todos para mañana, una vez que se analicen los datos en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, que presidirá Mariano Rajoy.

Tampoco han hecho ningún comentario más sobre los resultados electorales de otros partidos en estas elecciones en las que han conseguido entrar en el Parlamento Europeo varias formaciones minoritarias, siendo Podemos la que lo ha hecho con más fuerza, cinco eurodiputados.

Miguel Arias Cañete ha subrayado en sus palabras su satisfacción por haber mejorado la distancia con los socialistas tras una campaña electoral "dura" y en la que los populares han hablado de Europa y han explicado "temas de interés".

Una satisfacción que es "doble", ha dicho, por la victoria del Partido Popular Europeo (PPE) y por poder contribuir a que sea el más importante del arco parlamentario.

Cañete se ha mostrado convencido de que los populares españoles serán decisivos a la hora de designar al presidente de la Comisión Europea y configurar el gobierno de la Unión Europea.

"Hemos ganado estas elecciones; nos lo propusimos y hemos cumplido el objetivo", ha sentenciado el candidato, que ha prometido empezar a trabajar desde mañana para cumplir el programa electoral con el que concurrieron a las urnas.

Al finalizar la comparecencia, Cañete se ha quedado posando para los fotógrafos mientras la prensa rodeaba a Cospedal y el vicesecretario de Organización y director de la campaña, Carlos Floriano, en un intento de que valoraran la pérdida de votos que ha sufrido el PP.

El esfuerzo ha sido infructuoso porque ninguno de los dos ha querido responder a esa pregunta, y Floriano se ha limitado a afirmar que los populares están "contentísimos" por haber ganado los comicios, mientras Miguel Arias Cañete, cuando se ha unido a ellos, ha subrayado que el PP ha vencido mientras "otros han perdido".

Aunque no se ha profundizado en la rueda de prensa en la entrada con fuerza de formaciones minoritarias, fuentes del PP han recalcado la "fragmentación" que ha sufrido la izquierda en estos comicios y que perjudica sobre todo al PSOE.

No ha habido esta noche celebraciones en la sede nacional del partido en Génova, donde Mariano Rajoy ha permanecido desde poco antes de las once, donde ya estaba la cúpula nacional del partido -la secretaria general y los tres vicesecretarios-, algunos miembros más de la candidatura y un ministro del Ejecutivo, el titular de Educación, José Ignacio Wert.

Tampoco se ha producido el tradicional saludo desde el balcón que se monta en la fachada y que, al finalizar la rueda de prensa, se ha comenzado a desinstalar, en presencia de una escasa decena de simpatizantes que se habían trasladado a la calle Génova para dar su apoyo al partido.

«Solo en España y Alemania gana el partido que gobierna»
SIGUENOS EN LA RAZÓN