MENÚ
domingo 24 septiembre 2017
21:42
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

ERC rentabiliza el «procés» en las urnas

El partido de Junqueras completa la fagocitación de la antigua Convergència y sería la fuerza hegemónica del Parlament si hoy se celebraran elecciones autonómicas. La CUP paga con la pérdida de tres escaños su apoyo al Govern

  • Image
Andrés Rojo Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de agosto de 2017. 04:50h

Comentada

ETIQUETAS

El estudio de intención de voto en Cataluña elaborado por NC Report para LA RAZÓN certifica que el proceso de fagotización de la antigua Convergència por parte de la Esquerra Republicana es un hecho irreversible ya que la de Junqueras ha sido la formación que más hábilmente ha sabido rentabilizar la aventura secesionista para sus propios intereses electorales. De celebrarse hoy elecciones autonómicas en Cataluña, PDeCAT –el partido que ha estado más años en la Generalitat desde la Transición– sería la tercera fuerza política en el Parlament con 19 escaños, es decir, quedaría por detrás de ERC y Ciudadanos. En las últimas elecciones en las que la antigua Convergència se presentó con sus propias siglas, en 2012, Artur más logró 50 escaños, es decir, el desafío independentista le ha costado a la antaño fuerza hegemónica en Cataluña más de 30 diputados. En número de votos, la debacle se cifra en casi 600.000 catalanes que han emigrado de las filas convergentes: de los 1.116.000 que logró Mas en 2012 se llegaría ahora a 537.000 según el estudio de NC Report. Es significativo recordar que esta tendencia ya se había apuntado en la anterior encuesta de intención de voto en Cataluña publicada por este diario en diciembre del año pasado. Entonces PDeCAT habría logrado 20/22 escaños y 589.000 votos, es decir que en los ocho meses que han transcurrido entre ambos estudios la caída libre de la antigua Convergència no ha detenido su velocidad de crucero.

Las sombras de PDeCAT son las luces de Esquerra Republicana, que subiría hasta los 40 escaños y situaría a Oriol Junqueras a un paso de presidir la Generalitat. Por primera vez desde la Transición se situaría al frente del Govern un dirigente de ERC. El talento político de Junqueras durante la gestión del desafío independentista queda de manifiesto claramente cuando se tiene en consideración que casi doblarían el tamaño de su representación parlamentaria: la aventura de Juntos por el Sí ha demostrado ser una herramienta política muy útil para darle la vuelta al tablero político y, una vez cumplida su función, llega la hora de desecharla y presentarse en solitario. De 498.000 votos, ERC pasaría a tener 923.000, un incremento que supone una subida desde el 13,7% (cifra muy similar al 13,9% que la encuesta da hoy a PDeCAT) al 23,9% del electorado catalán.

Es interesante asimismo analizar el destino de los votos de la coalición Juntos por el Sí con la que se presentaron Convergència y Esquerra. Los de Junqueras «heredarán» el 50,8% de los electores de JxSí mientras que el partido del actual president Puigdemont recibiría el apoyo de tan sólo el 30,2% de los catalanes que votaron a la candidatura independentista.

En este mapa político, Ciudadanos revalidaría su estatus de segunda fuerza política en Cataluña de celebrarse hoy elecciones. Los de Arrimadas lograrían según la encuesta 676.000 votos (un 17,5%) y 24 escaños. A pesar de que mantienen la confianza de su base electoral, el resultado supone un leve recorte respecto a lo logrado en las elecciones autonómicas de 2015. Ciudadanos se deja 60.000 votos y un escaño, en el camino pero seguiría liderando la oposición en el Parlament.

Los socialistas catalanes, por su parte, experimentan un ligero repunte de un escaño y tendrían 17 escaños en el nuevo Parlament. En unas hipotéticas elecciones recabarían el 13,9%, un 1,2% más que en las autonómicas de 2015.

La fuerza política que crece más respecto a las últimas elecciones es Catalunya Sí que es Pot. La coalición de extrema izquierda que aglutina a la franquicia de Podemos en Cataluña, a los comunes de Ada Colau además de a Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) y Equo, lograría cinco escaños más que en 2015 y llegaría a los 16 quedándose a tan sólo uno del PSC.

El PP también aumenta sus expectativas electorales en un escaño respecto a su resultado en las autonómicas de 2015. La candidatura liderada por Xavier García Albiol lograría 16 escaños y el 12,1% de los sufragios. En estos dos años desde los últimos comicios, el PP ha recuperado 100.000 votantes y según la encuesta es la formación política que más ha fidelizado a sus votantes, ya que un 84,2% volvería a confiar en García Albiol.

Si la mayor subida que registra el estudio es la de Catalunya Sí qu es Pot la mayor caída (descontando la de Convergència, claro está) es la de la CUP. El quebradizo apoyo que esta formación antisistema ha dado a la coalición de JxSí ha supuesto una factura importante para un partido que perdería tres escaños y se quedaría con 7 en el nuevo Parlament. La CUP se dejaría concretamente 86.000 votos, según el estudio.

El sondeo constó de 1.255 entrevistas realizadas telefónicamente a catalanes mayores de edad residentes en 87 municipios distribuidos por toda la región. El trabajo de campo se realizó entre el 4 y el 11 de agosto, es decir, antes de que se hiciera público que la reunión de la Mesa del Parlamente prevista para mañana, miércoles, no incluirá en el orden del día la tramitación de la ley del referéndum.

Red de Blogs

Otro blogs