jueves, 30 marzo 2017
18:12
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

España / Desarme de ETA

8-A: desarme sin disolución

  • La banda hace propaganda de una nueva entrega de armas y dice que entregará a Francia todos sus zulos.

La Guardia Civil localizó en Irún (Guipúzcoa) un zulo de la banda terrorista ETA con siete bidones con material explosivo, aunque sin actividad reciente
La Guardia Civil localizó en Irún (Guipúzcoa) un zulo de la banda terrorista ETA con siete bidones con material explosivo, aunque sin actividad reciente
Efe

Las declaraciones efectuadas ayer por el ciudadano francés Jean-Nol Etcheverry al diario «Le Monde» en el sentido de que ETA quedaría «totalmente desarmada» en la tarde del próximo 8 de abril, crearon ayer una cierta expectación, sobre todo porque el Gobierno vasco les dio credibilidad. A lo largo de la tarde, se especuló con que la banda haría público un comunicado o incluso un vídeo, pero lo único que constan son las citadas declaraciones, sin respaldo «oficial» de ETA, un dato que debe ser tenido en cuenta.

No ha sido la norma, a lo largo de su siniestra historia, que la banda delegara en miembros ajenos a su organización para hacer este tipo de anuncios, pero dado el estado de precariedad de las infraestructura etarras todo es posible.

En cualquier caso, expertos consultados por LA RAZÓN recomendaron esperar a ver que decía la banda criminal.

Este individuo fue uno de los detenidos el pasado mes de diciembre, cuando, según todos los indicios, preparaban un escenario de «destrucción» de armas, para lo que ya contaban con algunas guardadas en un sótano en el que habían montado diversas máquinas para acometer supuestamente dicha destrucción.

«ETA nos ha confiado la responsabilidad del desarme de su arsenal y, en la tarde del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada», aseguró Etcheverry, que no dio detalles de cómo se iba a realizar esta operación, si se trataba de una entrega, señalamiento de zulos, destrucción , etcétera.

En un artículo publicado en el diario “Gara”, este individuo afirmaba que si el Gobierno español no asumía su responsabilidad sería «la sociedad civil quien se ocupe de esto». Su protagonismo, pese a haber sido detenido y ser, por lo tanto, un posible objetivo de las Fuerzas de Seguridad, es evidente. Cabe la posibilidad de que ETA lo esté utilizando dentro de su estrategia de «marear la perdiz». Al no contar con un comunicado de la banda o alguna información que provenga directamente de los terroristas, los datos que se conocían hacían referencia, según lo publicado por el rotativo parisino. Según esta información, ETA querría garantías de poder entregar las armas al Gobierno francés y hacerlo en presencia de «observadores imparciales», en referencia a la Comisión Internacional de Verificación (CIV). Es decir, que desde diciembre hasta marzo, ETA ha pasado de la opción de la destrucción a la de la entrega, lo que conlleva problemas judiciales de todo tipo ya que quienes realicen la operación tendrán que explicar el papel que han jugado, cómo estaban en posesión de armas sin licencia para ello (un delito duramente castigado en el vecino país) y si prestaban colaboración a una asociación de malhechores.

«Le Monde» agregaba que el objetivo de los terroristas es que no puedan ser «utilizadas por el Estado español o por cualquier milicia que rechace cualquier escenario de desarme». La afirmación podría hacer referencia a las divisiones internas que vive en estos momentos el mundo de ETA. Ayer por la tarde no se tenían noticias de que el Gobierno francés se hubiera comprometido a asumir un protagonismo en todo este asunto.

Jean-Nol ‘Txetx’ Etcheverry es una de las cinco personas que se ofrecieron para mediar en el desarme de ETA y fueron sorprendidos ,el pasado 16 de diciembre por la Guardia Civil y los Servicios de Información galos, en un caserío de Louhossoa, a unos 20 kilómetros de la frontera con España.

La operación «Seminario» permitió desbaratar un nuevo intento de la organización criminal de escenificar una entrega de armas al intervenir un depósito con decenas de armas cortas, armas largas de distintos modelos, abundante munición, explosivos y material para la confección de artefactos y bombas lapa. También había cordón detonante, temporizadores y detonadores que usaba ETA .

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1