MENÚ
domingo 22 octubre 2017
06:25
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Fraga ganaría hoy las elecciones pero debería pactar con Suárez

NC REPORT ha elaborado un sondeo sobre cuántos votos obtendrían hoy las siglas que se presentaron hace 40 años. La relación de mayorías en el Congreso sería casi un calco de la actual.

  • Image
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de junio de 2017. 21:27h

Comentada

Con motivo del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas celebradas tras el franquismo, LA RAZÓN ha encargado un estudio en el que se trataba de saber cuál sería el resultado de las elecciones si se celebraran hoy pero con los partidos que se presentaron en la histórica cita electoral que marcó el comienzo de la Transición. La mecánica de la encuesta fue análoga a la de un estudio de intención de voto de los elaborados habitualmente por NC Report para el diario pero a los participantes en el sondeo se les informó de que no podían votar ni al PP, ni a Ciudadanos, ni a Podemos y de que las únicas opciones posibles son las que tuvieron los españoles en junio de 1977: la UCD de Adolfo Suárez, el PSOE de Felipe González, los comunistas (PCE) de Santiago Carrillo, la Alianza Popular de Manuel Fraga, y los partidos nacionalistas que siguen existiendo en la actualidad: ERC, PNV y CiU (PDeCAT).

Obligados a redefinir sus preferencias políticas en una suerte de viaje al pasado de 40 años, los entrevistados dieron la victoria electoral a Manuel Fraga Iribarne con 138/142 escaños y 33,4% de los votos, un resultado electoral ligeramente mejor al cosechado por el también gallego Mariano Rajoy Brey (137 diputados y el 33%). Como le ocurrió al actual presidente el verano pasado, el líder de AP (que en 1977 obtuvo sólo 16 escaños y o llegó al 9% de los sufragios) se vería obligado a pactar para formar gobierno. Sin embargo, a Fraga le bastaría con la Unión de Centro Democrático de Adolfo Suárez que, en vez de los 165 diputados logrados en el 77, hoy lograría sólo 52/55, un resultado, no obstante, significativamente mejor que el que tuvo su admirador Albert Rivera y Ciudadanos en las últimas elecciones generales celebradas en junio de 2016. Otro de los datos que arrojó el estudio es que el tirón electoral de Felipe González parece ser más fuerte que el de Pedro Sánchez: si el ex presidente encabezara hoy la lista socialista al Congreso, el PSOE lograría de cinco a ocho escaños más que el recientemente reelegido secretario general. Si Sánchez fue votado por el 22,6% el verano pasado, hoy los participantes en el estudio le dan un 24,3% de intención de voto. En la extrema izquierda del espectro político las diferencias son notables. Pablo Iglesias sale claramente beneficiado de la ficción política que dibuja el estudio de NC Report: Unidos Podemos (junto a Compromís) logró 71 diputados; el 26-J pero Santiago Carrillo y su PCE con la hoz y el martillo en el logotipo sólo conseguiría hoy 40/44 escaños (en cualquier caso muy por encima de lo que obtuvo realmente en 1977, que fueron unos decepcionantes 20 escaños). Lógicas políticas aparte, tiene sentido que la poblada cabellera del secretario general morado y la reluciente calva del histórico líder comunista, en esta época en la que la imagen lo es casi todo, inspiren de manera dispar el ánimo de los electores.

Las décadas pasan en la vida política del país pero el nacionalismo permanece. Con apenas un cambio cosmético en las siglas de uno de ellos (CiU por PDeCat), las fuerzas secesionistas de Cataluña y País Vasco apenas acusan el paso del tiempo. Esquerra Republicana de Cataluña logró un escaño en 1977, hoy lograría 10, uno más que en las últimas generales. En 1977 Convergència (que en aquel entonces se llamaba de una manera parecida a como se ha vuelto a llamar recientemente: Partido Democrático por Cataluña) logró 11 escaños en una lista encabezada por el propio Jordi Pujol. Según el estudio de NC Report lograría hoy 6, dos menos de los 8 que tuvo el pasado 26 de junio. Juan de Ajuriaguerra encabezó la papeleta electoral presentada por el Partido Nacionalista Vasco en aquellas elecciones de 1977 en las que se logaron 8 escaños. Hoy el PNV colocaría 6 diputados en el Congreso, uno más que en las últimas generales.

Especialmente significativo es el trasvase de votos entre las distintas siglas a 40 años de distancia. AP se llevaría hoy el 75,1% de los votos del PP, el 5% de los del PSOE y nada menos que el 21,5% de los que confiaron en Rivera el 29-J. La UCD de Suárez «robaría» al PP un 16% de sus votos, un 7,4% de los de Sánchez, un 48,1% de los de Cs y –lo cual no deja de ser curioso– el 8,5% de los sufragios de Unidos Podemos. Los comunistas de Carrillo tendrán el 52,1% de los votos de Iglesias y serían la fuerza política de 1977 que más nuevos electores tendría. Y el PSOE de 1977 heredaría sólo el 65,4% del PSOE de 2016. Por último, un 78,83% del censo participó en los primeros comicios de la Transición, 8,99 puntos más que en los últimos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs