MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
18:28
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Iceta: «No vale votar los Presupuestos con CiU: queremos un pacto de dos años»

Miquel Iceta. Secretario general del PSC

«No apoyamos la independencia, sino un nuevo acuerdo con el resto de España»

«Nosotros no iremos a votar, pero impugnar el 9-N sería un error»

  • Miquel Iceta
    Miquel Iceta / Guillem Sans
Marcos Pardeiro.  Barcelona.

Tiempo de lectura 5 min.

27 de octubre de 2014. 14:17h

Comentada
Marcos Pardeiro.  Barcelona. 27/10/2014

¿Qué es el 9-N para el PSC, un referéndum encubierto, un simulacro de consulta o una barbacoa?

–Es una movilización que acaba con un simulacro de votación. Hay que separarlo claramente de lo que es una votación porque no hay garantías democráticas, no hay una convocatoria formal, no hay una campaña para contrastar posiciones, no hay junta electoral y no hay interventores. Eso no significa que no tenga ningún valor, tiene el valor de una movilización.

–Los socialistas apoyaron al Gobierno cuando impugnó la anterior consulta del 9-N. Ahora el Ejecutivo estudia impugnar también el 9-N alternativo. ¿Lo apoyarán también?

–Impugnarlo sería un error. No se puede impugnar una iniciativa que no tiene la mínima formalidad. Yo del Gobierno me lo pensaría muy mucho porque corre el riesgo de fabricar más independentistas. Se ha convocado una movilización el 9-N, lo razonable es dejar que pase y dar paso a la política a partir del día 10.

–¿Usted irá a votar?

–No. Yo he ido a votar siempre que he recibido una papeleta donde se explica que figuro en un censo y cuando ha habido unas elecciones donde se sabe lo que se vota.

–¿Va a dar algún tipo de instrucción en este proceso del 9-N a la militancia del PSC o al electorado socialista?

–El PSC no participa en este proceso. Lo que sí que estamos diciendo a la gente es que no se lleve a engaño porque esto no es una votación ni tiene garantías.

–¿Qué va a pedir la dirección del PSC a sus alcaldes de cara al 9-N?

–Les decimos lo siguiente: si alguien pide vuestra colaboración, que lo haga por escrito y aseguraos mediante el secretario del ayuntamiento que esta colaboración se produce dentro del terreno que marca la ley. Es decir, que la petición de la Generalitat debe ser formal y debe poder revisarse su encaje en el marco jurídico.

–Sindicatos del sector educativo también piden a la Generalitat que dirijan por escrito sus peticiones a los colegios involucrados en el 9-N.

–Piden algo muy razonable porque un funcionario debe tener peticiones formales.

–¿Qué sería, en su opinión, un fracaso del 9-N a nivel de participación?

–No habiendo suficientes garantías de absolutamente nada en el recuento, no me atrevería a fijar cifra. A la vista de la gente que ha participado en las últimas Diadas, pues un número similar.

–¿El 9-N es el primer gran acto de una inminente campaña electoral?

–No es que lo diga yo, es que lo dicen ellos. (Se levanta y consulta en su ordenador unas declaraciones de ERC). «Será una primera vuelta de las elecciones plebiscitarias». ¡Lo dicen ellos!

–¿Cómo se imagina la ejecutiva del PSC el día siguiente al 9-N?

–Yo pediré a la ejecutiva del PSC que se reafirme en un proyecto político para una reforma federal de la Constitución.

–¿No teme que haya voces del PSC pidiendo a la dirección que bascule hacia el soberanismo?

–Los partidarios de estos procesos de consulta dicen que la votación une, ¿verdad? Mire, lo importante es ser consciente de que hay que arreglar un problema y no basta con decir cúmplase la ley. A partir del día 10, hay que ponerse a solucionarlo y a esta tarea está emplazado también el presidente del Gobierno. Esto necesita diálogo y negociación, y es inaplazable.

–Eso mismo lo dice también CaixaBank.

–Nadie puede pensar que hablo al dictado de CaixaBank, pero es de sentido común pedir diálogo, negociación y pacto. No puede ser que tengamos a dos gobiernos que no se hablan. Las cosas no las puede solucionar cada uno por su lado.

–¿Cabe la posibilidad de un pacto entre CiU y PSC tras el 9-N? Usted la ha ofrecido.

–Seré muy claro. Para aprobar unos solos presupuestos no me voy a poner. El sentido de la oferta del PSC va mucho más allá de unos presupuestos. Creemos que estos dos últimos han sido dos años perdidos y, por lo tanto, lo que proponemos es un pacto para ganar los próximos dos años. Tenemos cuatro prioridades que son: reactivar la economía, proteger el bienestar, regenerar la política y buscar un acuerdo con el resto de España. Si no es para eso, que no nos busquen.

–No es poco.

–Pues les voy a decir más. Lo que nosotros queremos también requiere un compromiso del PP en España porque si el PP no está dispuesto a negociar a en ningún caso, vamos a elecciones. Quiero hacer un pacto con Mas en las condiciones que he citado, pero quiero un compromiso del Gobierno para negociar. No busco un pacto político al uso porque la situación es excepcional y nuestra colaboración sólo tiene sentido si sirve para cambiar la lógica de la política catalana de confrontación. Y esto también depende del Gobierno. En otras palabras, si estamos dispuestos a dar estabilidad en Cataluña y agotar la legislatura, ¿el Gobierno está dispuesto a discutir? ¿Podemos analizar una reforma constitucional para solucionar los problemas? Si el Gobierno no quiere nada de esto pues vayamos a elecciones.

–Usted ha hablado de esto mismo con la vicepresidenta del Gobierno. ¿Comparte su análisis?

–Soy respetuoso con reuniones que no tienen trascendencia pública. La vicepresidenta me escuchó y se comprometió a trasladar mis puntos de vista al presidente. La vicepresidenta y yo tenemos discrepancias muy grandes, pero yo le agradezco la relación y el trato que tenemos.

–Mas insiste en resentarse a las elecciones con una lista conjunta de soberanistas con la posibilidad de declarar unilateralmente la independencia. ¿El PSC también se plantea una lista excepcional?

–Si me permiten una broma, la lista será excepcional porque la encabezaré yo y nunca lo había hecho. Hablando seriamente, el PSC en las próximas elecciones será excepcionalmente claro. No queremos la independencia, sino un nuevo acuerdo con el resto de España y habrá que votar ese acuerdo con una consulta legal. En todo caso, debo subrayar que si hay elecciones será para elegir cuatro años de acción política. Pido a la gente que no se deje deslumbrar con declaraciones unilaterales de independencia porque esto duraría un día. Sería anulada por el TC y ningún país del mundo la reconocería.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs