viernes, 26 agosto 2016
00:26
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

Iglesias reconoció que el régimen iraní le pagaba para desestabilizar a España

  • Justificó en su programa que «quien haga política tiene que cabalgar con contradicciones»

HispanTV, cadena en la que intervenía Iglesias
HispanTV, cadena en la que intervenía Iglesias

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, calificó ayer al régimen iraní de «abyecto» y negó cualquier posible financiación de su partido por parte del régimen de los ayatolás.

Contrastan estas manifestaciones con las realizadas en su día por su «jefe», Pablo Iglesias, en las que admitió, precisamente en la cadena iraní Hispan TV, que se aprovechaba de la financiación que llegaba de aquella nación.

Errejón quiso salir al paso de lo que calificó como «infamias» contra Podemos.

Aseguró que el hecho de que hicieran su programa en la televisión iraní no implica ninguna relación con el citado régimen.

Niega relación con Irán

«Si alguien de eso quiere deducir que hubiera alguna relación entre Podemos o sus miembros y cualquier otro Gobierno extranjero, estaría señalando algo que, además de las consideraciones morales que nos merece un régimen abyecto como el de Irán, tendría implicaciones jurídicas. Eso es ilegal». «Y entonces alguien debería acudir a un juzgado», agregó.

Contrastan estas declaraciones con las efectuadas en su día por Iglesias.

Preguntado por cómo, siendo un partido de izquierdas, aceptaba hacer un programa «Fort Apache» para un gobierno como el de Irán, «que es una teocracia» y por lo tanto no «podéis estar de acuerdo con Irán; o ¿aceptaríais hacer algo para una televisión financiada por el gobierno de Putin?», le plantearon en la entrevista.

«Así es la política»

La contestación no tiene desperdicio: «Y es como, pues, mira, la geopolítica es así y no vamos a ser los únicos imbéciles que no hagamos política mientras todo el mundo hace política (...) imaginaos lo que podrían decir muchos: “Ah, tú eres un traidor, eres un espía, eres un antipatriota, estás permitiendo que los alemanes –que estamos en contra de ellos los bolchevique–, también que te pongan un tren para llegar a desestabilizar tu país...”. Así es la política, así es la política... A los alemanes les interesaba poner un tren a Lenin para que desestabilizara Rusia; a los iraníes les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. ¿Lo aprovechamos o no lo aprovechamos? Para mí, quien haga política tiene que asumir cabalgar contradicciones y nosotros estamos dispuestos a cabalgarlas».

Y agregaba: «¿Son contradicciones? Por supuesto que sí. Las mujeres que trabajan en Hispan, que presentan programas, tienen que aparecer con un pañuelo que les rodea la cabeza. ¿A mí me gusta eso? No, no me gusta, no me gusta. ¿Eso es un motivo por el cual yo podría permitirme decir: “Ah, ¿pues entonces no trabajamos en esta cadena”. No, creo que es más efectivo lo que estamos haciendo».

El fin justifica los medios

Más o menos, como destacan medios policiales, que el fin justifica los medios y que al líder de Podemos no le importaba de dónde vinieran el dinero y otro tipo de apoyos si con ello lograba sacar adelante su proyecto.

Según las mismas fuentes, Iglesias vino a reconocer que «el dinero serviría para hacer apología de la izquierda más radical con el fin de desestabilizar a los gobiernos occidentales y justificar sus respectivos regímenes, logrando apoyos de fuerzas políticas de dichos países que le den a sus ideas una apariencia de legitimidad y que el mensaje vaya calando en determinados sectores de las sociedades occidentales con el fin de ganar apoyos». Es decir, que formaba parte de una estrategia global para implantar un determinado modelo de sociedad en el que las libertades brillan por su ausencia.

Las revelaciones contenidas en un informe de inteligencia policial sobre la financiación de Podemos y su relación con Irán y Venezuela han puesto en un serio aprieto al partido que encabeza Pablo Iglesias. Las investigaciones no han permitido hasta el momento judicializar las posibles irregularidades cometidas y si se trata de un caso de financiación irregular. Sin embargo, desde el punto de vista ético y estético Podemos, que iba exigiendo transparencia a los demás, parece víctima de su laberinto.

Iglesias reconoció que el régimen iraní le pagaba para desestabilizar a España

La «ortodoxia» de los ayatolás

Hispan TV, la televisión que tanto alaba Pablo Iglesias y que, según las investigaciones policiales, le ha aportado importantes cantidades de dinero por sus participaciones y programas, se mueve dentro de la más pura ortodoxia del régimen de los ayatolás. Según trascendió en su momento, el 20 de febrero del año pasado, en el programa Fort Apache, era entrevistada la militante socialista Beatriz Talegón. Se produjo un incidente, según relató la propia Talegón, cuando antes de comenzar la grabación, los responsables del espacio le pidieron que se cubriera el escote y los brazos para no molestar a los iraníes. «Tía, pues aquí te tienes que tapar porque nos lo exige el patrocinador, que es la tele de Irán», le espetaron. Por otra parte, no se tienen noticias de que Iglesias y los suyos hayan organizado campañas contra las ejecuciones que se suceden en Irán, algunas de ellas por tener la condición de homosexual.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1