lunes, 26 junio 2017
22:31
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

Imparable avance del bipartidismo

  • Frente a la caída del 7,1% de votos de Podemos-Cs desde el 20-D, PP y PSOE alcanzan el 57,8%.

Imparable avance del bipartidismo

Transcurridos nueve meses desde las elecciones generales del 26-J, la encuesta de NC Report para LA RAZÓN nos confirma, en general, las tendencias ya puestas de manifiesto tras las elecciones generales de 2015: subida del PP y bajada de Podemos y Ciudadanos y, más moderada, del PSOE. Si nos remontamos a las elecciones generales del 20-D de 2015, la subida acumulada del PP es de 8,3 puntos, la bajada de Podemos es de 4,1 puntos, la de Ciudadanos es de 2,6 puntos y la del PSOE, de 1,2 puntos.

Desde el 26-J el Partido Popular ha subido 4 puntos, mientras que Ciudadanos y PSOE han retrocedido 1,8 cada uno y Podemos ha caído 1 punto. El PSOE ha tenido peor comportamiento en los últimos meses debido a su crisis transitoria de liderazgo.

Teniendo en cuenta los resultados del 20-D y la encuesta de LA RAZÓN, llegamos a la conclusión de que el PP ha incrementado su porcentaje de voto en un 28.9%, al tiempo que Podemos y Ciudadanos han decrecido un 16.9% y un 12.9%, respectivamente. Mientras, el PSOE ha perdido el 5.5% de su porcentaje de voto, a pesar de la situación interna por la que atraviesa.

El bipartidismo PP/PSOE sumó el 50,7% el 20-D de 2015, subió al 55,6% en las elecciones del 26-J de 2016 y ahora se encuentra en el 57,8%. Esta mejora de 7,1 puntos en 15 meses viene justificada por una caída de 6,7 puntos por la alternativa al bipartidismo; Podemos y Cs. Por lo tanto, avanza de forma imparable el bipartidismo.

En el caso de Ciudadanos nos encontramos con un descenso sostenido en el tiempo, debido fundamentalmente a la contención del trasvase del voto del PP a Ciudadanos, como ya se constató en el resultado de las elecciones generales del 26-J y desde entonces por invertirse el tráfico de votantes, siendo ya varios meses consecutivos con una balanza positiva para el PP que recibe o recupera más votantes que se habían pasado a Ciudadanos, que en sentido opuesto. Los votos populares que se trasvasan a Ciudadanos es cada mes menor.

En plena recuperación del bipartidismo, los partidos oportunistas, Podemos y Ciudadanos, han redefinido sus estrategias. Los de Iglesias ya se han rendido al enrocarse en un radicalismo izquierdista histriónico que los conducirá inexorablemente a ver reducido su electorado a poco más de dos millones de electores antes de las próximas generales, mientras que los de Rivera tienen voluntad de seguir peleando, y aunque han perdido su principal arma, la regeneración de la vida política, por la reacción a tiempo del PP en su lucha contra la corrupción política, han tomado la decisión de abandonar la ambigüedad política y volver al centroderecha, lo cual debe entenderse como una oportunidad de cazar parte de los votos de ex votantes del PP que empiezan a salir de la abstención y dudan entre PP y Cs.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1