viernes, 28 abril 2017
18:45
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

Pujol Jr. simuló negocios fantasma para ocultar 9,4 millones

  • Su empresa bandera sólo declaró 5.400 euros en ventas cuando se le empezó a investigar.

Jordi Pujol Ferrusola acude a declarar a la Audiencia Nacional en una imagen de 2016.
Jordi Pujol Ferrusola acude a declarar a la Audiencia Nacional en una imagen de 2016.
Javier Fdez-Largo

La «dinámica desinversora» emprendida por Jordi Pujol Ferrusola, «Junior», desde que comenzó a ser investigado en 2012 por delito fiscal y blanqueo le llevó a simular negocios «inexistentes» para ocultar 9,4 millones de euros, lo que eleva a casi 30 millones la cantidad ha ocultado supuestamente en el extranjero para ponerlos fuera del alcance de la Justicia española. Así consta en el último informe remitido por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga el origen de la fortuna de la familia del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol en Andorra.

El informe policial detalla un rosario de préstamos presuntamente ficticios con los que Pujol Ferrusola –que declarará por tercera vez ante De la Mata el próximo martes precisamente por la ocultación de 14 millones de euros desde que está siendo investigado– habría llevado a cabo un progresivo vaciado de sus fondos. Una actuación que tiene un «fiel reflejo en la actividad económica de todo el grupo societario» del primogénito de Jordi Pujol. A la UDEF le ha llamado la atención que en 2013, meses después de que comenzara la investigación judicial, cuatro de las empresas de Pujol Ferrusola y su ex esposa Mercé Gironés –Project Marketing CAT, Inter Rosario Port Services y Active Traslation– declararon un importe neto de cifra de negocios «nulo». Y más llamativo aún resulta que su empresa bandera, Iniciatives Marketing i Inversions (Imisa) únicamente declarase en ese ejercicio «unas nimias ventas de 5.400 euros, en clara contraposición con lo ocurrido en periodos anteriores».

En su informe, de 93 páginas, la UDEF también propone a De la Mata y a la Fiscalía Anticorrupción investigar «cómo han realizado los cálculos para disociar su matrimonio» Pujol Jr. y Gironés, dado que «participaciones que en España se reflejaban por su valor nominal en realidad se correspondían con valores reales muy superiores, merced a la inyección de fondos procedentes de jurisdicciones foráneas como Andorra».

Muchas de las partidas que figuran en los balances de las sociedades del matrimonio como balances, advierte la unidad policial, «en realidad eran inversiones». Sin ir más lejos, el informe refiere que la declaración de quiebra de la empresa Avanti Alliance, participada por Imisa, «es del todo fraudulenta».

Por este motivo, la UDEF considera que la «única pretensión» de Jordi Pujol Jr. y su ex esposa era «llevar a cabo actos mercantiles, totalmente ajenos a las realidades, con la única pretensión de deslindar titularidades para que, en su caso, se sitúen fuera del alcance de la Justicia».

Estrategia de liquidación

El informe policial intenta «desgranar la estrategia» que Pujol Ferrusola y Gironés siguieron para vaciar su patrimonio en previsión de que el procedimiento judicial contra ambos concluya con una condena que incluya elevadas multas y una reclamación de responsabilidad civil «que supondrían de facto la liquidación de sus activos».

La investigación de la UDEF cuantifica por un lado los negocios jurídicos «en los que ha habido una ficción íntegra», que serían inexistentes en el fondo, con el único objetivo de disimular la actividad «para alzar los bienes». Estos negocios jurídicos, donaciones y préstamos fantasma suman 9.456.836 euros.

Por otro lado, se hace referencia a los activos patrimoniales en el extranjero «asociados a inversiones reales» y compartidos con otros socios en diferentes jurisdicciones, «gran parte de los mismos conexos con operativas de blanqueo de capitales que se mantienen intencionalmente fuera de España» por la investigación contra ellos en curso en la Audiencia Nacional. En este apartado, los agentes distinguen entre las inversiones no repatriadas y pérdidas internacionales supuestamente ficticias, que elevan a 12.317.174 euros, y las plusvalías latentes que «no han sido declaradas nunca en España», que ascenderían, según la UDEF, a 8.143.578 euros. Sumando esos tres conceptos, la cantidad oculta suma un total de 29.917.589 euros.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1