MENÚ
sábado 16 diciembre 2017
04:52
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Jurar bandera en tierra hostil

A una semana del referéndum ilegal, 250 personas reivindicarán en Figueras su compromiso con España y con la Constitución. El desafío secesionista ha animado a muchos.

  • El número de civiles que juran bandera ha aumentado en toda España un 750% en seis años
    El número de civiles que juran bandera ha aumentado en toda España un 750% en seis años

Tiempo de lectura 4 min.

20 de septiembre de 2017. 10:43h

Comentada
Fernando Cancio 18/9/2017

Todavía hay quien recuerda con cierta nostalgia cuando en Figueras (Gerona), las juras de bandera tenían lugar en La Rambla de la ciudad. De eso hace mucho, casi un siglo, y con el tiempo, estos actos se trasladaron al acuartelamiento «General Álvarez de Castro» del cercano municipio de San Clemente de Sasebas, actual sede del Regimiento de Infantería «Arapiles 62». Unas celebraciones normales para una población muy ligada al mundo castrense, pues en la época del servicio militar obligatorio, la gran mayoría de los jóvenes de la provincia lo hacían en esta base. Pero el fin de la «mili» hizo que poco a poco se fuesen reduciendo estas celebraciones para civiles en una localidad en la que muchos de sus habitantes tienen familia en el Ejército.

La última tuvo lugar hace más de 15 años y desde entonces, ninguna más. Hasta que este año, coincidiendo con el 375º aniversario del «Arapiles 62», se ha decidido recuperar. Será el sábado en el patio de armas del Castillo de San Fernando de Figueras, donde está previsto que 250 personas renueven su «compromiso con el Estado de Derecho, la Constitución y los valores que representa España», como dicen algunos de los que ese día jurarán bandera. Y lo harán apenas una semana antes del referéndum independentista, por lo que cobra quizás más importancia este acto, que se celebra en una de las pocas localidades de la zona en la que la enseña nacional ondea en el balcón del Ayuntamiento, gobernado por el PDeCAT e investigado por la Fiscalía por su posible colaboración con la consulta ilegal.

Esos 200 jurandos suponen un éxito para los organizadores, que destacan que sus «expectativas eran muy honestas y nos pusimos como tope unos 300». «Así que la cifra que manejamos –a pocos días del fin del plazo de inscripción– es la que esperábamos», aseguran desde la Subdelegación de Defensa de Gerona, donde hasta este miércoles 20 pueden inscribirse. Y es que Figueras tiene unos 47.000 habitantes y un acto de este tipo no puede compararse, por ejemplo, con el que tuvo lugar el pasado día 9 en La Coruña, donde fueron más de 900 los jurandos.

Y aunque la desafiante fecha del 1-O está muy cerca, tanto en la Subdelegación como en el Ayuntamiento reconocen que, por el momento, no han recibido ningún tipo de presión ni queja por la celebración, aunque, eso sí, fuentes militares confirman que, para evitar cualquier tipo de incidente, hace pocos meses se decidió cambiar la fecha inicial, prevista para el 30 de septiembre, el día antes de la consulta independentista. Eso sí, las mismas fuentes creen que una vez hecha la presentación oficial de los actos conmemorativos del aniversario y de la jura –mañana–, «puede ser el pistoletazo de salida para que los independentistas intenten boicotearla de alguna manera, porque a día de hoy, en la calle no se habla mucho del acto y la gente está más focalizada en el 1-O».

Pero sí tienen claro que, pese a que el hecho de jurar bandera «no es algo demasiado popular en la zona, sí que hay quienes quieren hacerlo y significarse con su país». Con el fin de mantener la normalidad institucional, desde el Regimiento se ha cursado invitación a las autoridades de la Generalitat, de la provincia de Gerona y del Ayuntamiento de Figueras, incluida la alcaldesa, Marta Felip. En ese Consistorio está Àngels Olmedo, portavoz del Grupo Popular, quien valora positivamente que la jura tenga lugar en la localidad, «al igual que se ha hecho en otros sitios, como Barcelona». Y resalta que, aunque no a todo el mundo le tiene que gustar la idea, «nadie tiene por qué decir nada».

«Fiebre independentista»

Uno de los que el sábado jurará en el Castillo será Pere Juanola, quien a sus 72 años asegura que lo hará «para reivindicar a España como Estado» en un momento en el que son muchos los que tienen una especie de «fiebre independentista». Según destaca, «estamos llegando a unos extremos que son increíbles». Llevaba tiempo con la idea de jurar bandera, antes incluso de que los secesionistas se radicalizaran y desafiaran al Estado como está ocurriendo ahora, pero sí que reconoce que en un contexto como el actual tiene más ganas de reivindicar a España como su país.

Junto a él estará también Concepción Veray, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Gerona. Ella reconoce que no le da mucha importancia a la cercanía del referéndum, pero sí que apunta: «A quienes creemos y defendemos el Estado de Derecho y la Constitución, nos permite hacerlo aún con más convencimiento». Para ella, «es importante que se haga en Gerona, aunque haya a quien no le guste».

La de Figueras es la segunda de las tres juras de bandera que se celebrarán en 2017 en Cataluña, aunque es quizás la más significativa por tener lugar en plena «campaña» por el referéndum ilegal. En mayo, más de 600 ciudadanos participaron en la que se organizó en el cuartel del Bruch (Barcelona) y el próximo 21 de octubre la cita será en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (Lérida), uno de los pocos acuartelamientos militares basados en Cataluña apreciados por los independentistas por su aportación a la economía de la zona.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs