MENÚ
miércoles 20 septiembre 2017
12:03
Actualizado

Fracaso en la consulta para confluir con Colau

La baja participación deja al secretario general en Cataluña sin apoyos claros en su pulso contra la formación de la alcaldesa.

  •  El líder de Podemos, Pablo Iglesias, disfrutó ayer en el pabellón Olímpico de Badalona de un partido entre el Divina Joventut y al Barcelona Lassa, donde tuvo tiempo para hablar con el ex presidente de la Generalitat Artur Mas.
    El líder de Podemos, Pablo Iglesias, disfrutó ayer en el pabellón Olímpico de Badalona de un partido entre el Divina Joventut y al Barcelona Lassa, donde tuvo tiempo para hablar con el ex presidente de la Generalitat Artur Mas.
Rocío Esteban. 

Tiempo de lectura 4 min.

20 de marzo de 2017. 18:49h

Comentada

La consulta de Podem que estaba llamada a servir de guía sobre si confluir o no en el nuevo partido de Ada Colau se ha saldado con una bajísima participación. De las 52.000 personas que estaban llamadas a votar sólo 3.901 personas han participado.

Las bases debían decidir sobre si aceptaban o no las condiciones que la dirección consideraba como «líneas rojas» para participar en la asamblea constituyente de la alcaldesa de Barcelona, fijada para el 8 de abril. Una consulta que se puede interpretar como un fracaso total para su mayor promotor, el secretario general de Podem en Cataluña, Albano Dante Fachin, que defendía que aún no se daban las condiciones para formar parte del nuevo partido, y por lo tanto prefería esperar a negociar con Un país en Comú antes de la integración. Sin embargo, las bases han dado la espalda al recién elegido secretario general en la comunidad. Un voto castigo que podría resultar favorecedor al partido de Colau, que el el sábado pidió a la izquierda alternativa «esfuerzo, valentía, generosidad y olvidar las diferencias, sumar y multiplicar» para confluir juntos en el nuevo partido de los comunes.

Aunque para la dirección estos datos superan sus expectativas puesto que el resultado es «mayor que en las consultas de los últimos tres meses», según han confirmado fuentes de En Podem a este diario, ahora está en duda la validez de la consulta puesto que para que una pregunta a las bases sea vinculante debe haber votado como mínimo el 10 por ciento, según los estatutos del partido morado. Sin embargo, según explican fuentes de En Podem, desde que se celebrara Vistalegre II, y adoptando la nueva normativa, no sería imprescindible superar dicho porcentaje.

Lo que se traduce de esta baja participación es que Fachin, deberá ahora ejercer mayor presión y profundizar las negociaciones con el partido de «los communs» si es que quiere seguir manteniendo sus «líneas rojas», puesto que esta participación deja al partido con escasa posibilidad de imponer sus condiciones. Lo que también está por ver es cuáles serán los siguientes pasos que dé la formación, puesto que Fachin ya había anunciado que si las bases entendían que las condiciones que él proponía eran «imprescindibles» para la confluencia, debería de abrirse un proceso de primarias para elegir una nueva dirección. Si por el contrario, las condiciones eran líneas rojas también para los votantes, la dirección negociaría con el partido de Colau para formalizar la integración. La batalla entre Fachin ha señalado en varias ocasiones que aunque los demás partidos no acepten las condiciones de En Podem, ello no significaría ruptura, sin embargo, existen sectores dentro del partido que han criticado la consulta y defienden sin fisuras la confluencia.

Esta baja participación también puede explicarse debido al malestar entre los militantes de Podem, que según expresaron ayer a través de las redes sociales, muchos se quejaban de haber recibido un SMS de la dirección del partido desde la cuenta oficial apelando al voto e insistiendo en que debía ser contrario a la confluencia con el nuevo partido de Ada Colau.

En la consulta a las bases, los militantes debían decidir si las exigencias que planteaba la dirección eran o no «imprescindibles» para integrarse en el nuevo partido. Estas condiciones son el voto de la militancia de Podem a la nueva dirección (sin tener que inscribirse en la web de Un País en Comú), la aprobación del código ético propuesto por Podemos y una dirección sin cuotas de los partidos.

Sea como fuere, queda esperar el sentido del voto– que se dará a conocer hoy–. También se sabrá a lo largo del día si la consulta es o no vinculante para la confluencia con Ada Colau.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs