MENÚ
martes 26 septiembre 2017
14:23
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Moix pasa de Anticorrupción a la Sala de lo Social del Tribunal Supremo

Dictaminará sobre expedientes de empleo, despidos y demás cuestiones laborales

F. Velasco.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2017. 09:10h

Comentada

El pasado 22 de febrero, Manuel Moix era propuesto por el Consejo Fiscal para ocupar la jefatura de la Fiscalía Anticorrupción. El 8 de marzo tomaba posesión de cargo, apadrinado por la fiscal de Sala del Supremo Pilar Fernández Valcárce –responsable de la atención a víctimas–. Abandonaba en ese momento la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, a cuya Fiscalía adscrita. Sin embargo, los acontecimientos posteriores le obligaron a presentar su renuncia al cargo. El Boletín Oficial del Estado publicaba el pasado día 3 la aceptación por parte del Gobierno de su cese «aceptando la renuncia voluntaria» presentada con anterioridad ante el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quien aseguró que no tuvo más opción que aceptarla. En esa publicación oficial no había ningún tipo de reconocimiento a los servicios prestados, lo que suele ser habitual en ese tipo de hechos.

Desde entonces, Moix ha pasado a un más que discreto segundo plano, que era, precisamente, lo que parece que deseaba tras las «tormentas» en que se vio envuelto y donde algunas de ellas afectaron hasta a su propia familia. En un principio, todo hacía indicar que regresaría la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, su destino anterior, encargada, entre otras cuestiones, de resolver los recursos contra las disposiciones dictadas por el Gobierno y donde la postura de la Fiscalía es más que relevante, a lo que hay que añadir que la Fiscalía tiene bien cubiertas todas las necesidades en esta Sala.

Por ello, Manuel Moix finalmente se ha incorporado, según ha podido saber LA RAZÓN de fuentes jurídicas, a la Fiscalía de la Sala Social del Tribunal Supremo, encargada, entre otras cuestiones, de resolver los recursos de casación que afecten a expedientes de regulación de empleo (ERE) y de todas las cuestiones del ámbito laboral (horarios, despidos, condiciones de trabajo, etc). Al frente de la Fiscalía de esa Sala se encuentra Pilar Barreiro, y de ella forman parte viejos conocidos de su etapa al frente de la Fiscalía de Madrid, como Félix Pantoja, quien fue fiscal de menores y vocal del CGPJ.

En la cúpula fiscal... y en tercer plano

Moix, al ser nombrado jefe Anticorrupción, adquirió la condición de fiscal de Sala, lo que en ningún caso perderá. Por este motivo, participará en las reuniones de la Junta de Fiscales de Sala, de la que también forma parte la que en la actualidad es su «jefa». En todo caso, si algo desea Manuel Moix en estos momentos es pasar «a un tercer plano», dejar de estar presente en los medios o en las contiendas políticas. Dedicarse a su trabajo, con la misma profesionalidad que siempre ha demostrado, y recuperar un poco la vida que perdió en esos tumultuosos meses en que dirigió Anticorrupción.

Red de Blogs

Otro blogs