MENÚ
martes 12 diciembre 2017
22:24
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Puigdemont dice que el TS retiró la euroorden por «miedo» y prueba que la huida a Bélgica fue la «estrategia adecuada»

Considera una "chapuza jurídica" la decisión del juez español de retirar la euroorden

  • Artur Mas con Carles Puigdemont
    Artur Mas con Carles Puigdemont / Reuters
Paula Sendín.  Bruselas.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de diciembre de 2017. 19:24h

Comentada
Paula Sendín.  Bruselas. 6/12/2017

Treinta días han pasado desde que el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los cuatro exconsejeros se entregaran en una comisaría de Bruselas, tras la llegada de la euroorden de detención a la capital belga, emitida por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Apenas un mes después, y al día siguiente de que el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena dejara sin efecto las órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) contra los políticos independentistas, Puigdemont encuentra una explicación clara a este nuevo giro procesal: “Al Estado español le ha entrado miedo a hacer el ridículo, tienen miedo a perder”.

Así de contundente se mostró este miércoles en su segunda comparecencia ante la prensa desde que huyera a Bruselas el pasado 30 de octubre. Según el exdirigente de Cataluña, la decisión del juez Pablo Llarena de retirar la euroorden responde a que “no tienen bases sólidas” y que “fue una chapuza política desde el principio”. Los tribunales belgas dejarán de estar implicados en la persecución de los delitos que se atribuyen a Puigdemont y los exconsejeros Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret pero ello no significa el regreso de los independentistas a casa. De hecho, no lo tienen nada claro.

Puigdemont aseguró que “ya tenía intención de volver cuando llegó a Bélgica”, pero se lo tiene que “pensar”. Su propósito es estar junto a su familia y ciudadanos. Ahora, con las elecciones catalanas del 21-D a la vuelta de la esquina, queda la incógnita de si el expresidente regional catalán cumplirá sus deseos. No lo hará al margen de las decisiones de la Justicia española. Dicho de otro modo: Puigdemont y los ‘exconsellers’ no regresarán mientras España no les dé las “garantías” necesarias, aunque no precisó cuáles. “Sería una contradicción que los ciudadanos me eligieran diputado y presidente y que la democracia española no lo permitiera”, dijo al ser preguntado sobre la prolongación de su estancia en Bélgica.

Puigdemont y sus consejeros fieles que le acompañan podrían plantearse volver si los catalanes les eligen en las urnas como diputados en nombre del Parlamento de Cataluña. “Pero ¿será posible?”. Por el momento, quieren conocer las respuestas a sus preguntas antes de decidir sobre su regreso –o no- a España. “Si las elecciones, los ciudadanos, a través de las urnas, dicen que quieren el mismo gobierno cesado ¿se respetará con el golpe del 155? En este sentido, el exdirigente catalán fue un poco más allá. Confía en que “acaben retirando el (artículo) 155”

El expresidente compareció ante medios nacionales e internacionales en un hotel del norte de Bruselas, lejos del barrio donde se encuentran las principales instituciones de la UE, lugar escogido para su primera aparición mediática en la capital belga, hace 36 días. Junto a él, le acompañaban los exconsejeros y miembros del equipo jurídico encabezado por el abogado flamenco Paul Bekaert.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de trasladarse a otro país, que podría ocurrir una vez la justicia belga formalice la suspensión de las medidas cautelares a las que estaba sujeto, mostró su intención de permanecer en Bélgica. “Desde el momento en que tomo las decisiones estoy preparado para todas las consecuencias. Todo lo he hecho a conciencia”. También amplificar el conflicto catalán más allá de las fronteras nacionales, considera que su huida a Bélgica ha sido una “estrategia adecuada” que ha desencadenado en la retirada de la OEDE, aunque eso no significa que no significa que la orden de busca y captura no siga vigente en suelo español. Los acontecimientos que se sucedan en los próximos días y la responsabilidad que tome Puigdemont se mantienen en una nebulosa, así como la imagen del político de vuelta en el Parlamento de Cataluña: “Qué paradoja sería que tras el debate de investidura, yo saliera del Parlament esposado”.

En un acto celebrado por la tarde, Carles Puigdemont ha hecho su primer acto de campaña presencial junto a su predecesor Artur Mas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs