MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
19:18
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Senado deja día y medio a Puigdemont para que comparezca

El dictamen definitivo se someterá a votación en Pleno el próximo viernes. Compromís, PNV y Podemos se posicionan en contra

  • El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont
    El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

22 de octubre de 2017. 04:23h

Comentada
C.S. Macías 21/10/2017

La Mesa del Senado se reunió ayer tras recibir el documento con las medidas aprobadas por el Gobierno para hacer frente al desafío independentista catalán, con el fin de fijar el calendario de tramitación de estos preceptos acordados al amparo del artículo 155 de la Constitución. El presidente del Senado, Pío García-Escudero, presidió la reunión, a la que asistieron tres miembros con representación en la Mesa: los tres del PP, dos socialistas y la representante del PNV. Como era de esperar, la secretaria tercera de la Mesa del Senado, María Eugenia Iparragirre, del PNV, votó en contra de iniciar la tramitación en la Cámara Alta, acción que justificó al entender que «no existe razón alguna que lo justifique», indicó en un comunicado ya que entiende que «en ningún momento se ha producido un requerimiento por parte de Rajoy a Puigdemont», y que «se limitó a realizar una pregunta que el President de la Generalitat, efectivamente, respondió».

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, podrá comparecer en el Senado para exponer sus alegaciones a las medidas en aplicación del artículo 155 acordadas por el Gobierno entre el próximo martes y el jueves 26 de octubre, según el calendario aprobado por la Mesa del Senado. Aunque corresponderá fijar este plazo a la comisión conjunta constituida «ad hoc» en la Cámara Alta para tramitar estas medidas, sí está claro que el requerimiento para ofrecerle esta posibilidad será remitido el martes por la tarde por la ponencia, la cual concluirá su preceptivo informe sobre las propuestas del Ejecutivo antes del jueves a mediodía. Aún así no parece muy probable que Puigdemont acuda por lo que también puede enviar un escrito o delegar en un representante.

El pleno extraordinario en el que la Cámara Alta tendrá que ratificar las medidas por mayoría absoluta se celebrará el viernes a las diez de la mañana; y es previsible que sea el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien las presente en el hemiciclo. Atendiendo una petición del PP, la Mesa decidió suspender el pleno ordinario que la Cámara iba a celebrar el martes y el miércoles próximos para dar «prioridad» al debate del 155, en una situación que el vicepresidente segundo de la Cámara, Pedro Sanz, calificó de «excepcional» y que según recordó se pone en marcha por primera vez en democracia.

A partir de ahora se abre un plazo para que los grupos comuniquen quiénes serán sus representantes en la comisión «ad hoc» que se constituirá el martes a las 13:00 horas con senadores de las comisiones General de Comunidades Autónomas y Constitucional.

Una vez constituida la nueva comisión, conformada de acuerdo con el artículo 189 del Reglamento del Senado, la ponencia se reunirá, ya a puerta cerrada, para comunicar al presidente de la Generalitat que tiene la posibilidad de presentar documentos y alegaciones y defenderlas personalmente o mediante un representante.

La Comisión también podrá recibir a partir del martes los escritos con las enmiendas o modificaciones planteadas por los grupos a los acuerdos aprobados ayer por el Consejo de Ministros, a fin de su debate y posterior votación.

Será el jueves por la mañana cuando la ponencia emitirá el correspondiente informe, donde hará referencia a estas posibles enmiendas, y a las cinco de la tarde de ese mismo día se convocará la comisión, ya en sesión abierta, para debatir y votar definitivamente el dictamen que al día siguiente tendrá que discutir el pleno del Senado, informa Efe. La sesión plenaria comenzará a las diez de la mañana y es previsible que se prolongue durante más de cinco horas, ya que además del Gobierno habrá dos turnos a favor, dos en contra y fijación de posición por los portavoces de las formaciones políticas representadas en los siete grupos parlamentarios de la Cámara Alta.

Finalmente, el pleno de la Cámara Alta realizará una votación final el día 27 que deberá ser aprobada con mayoría absoluta y pondrá en efecto la destitución del gobierno catalán y el control del Parlament. Cabe recordar que el Partido Popular cuenta con mayoría absoluta en el Senado lo que le bastaría con sus propios votos para sacar adelante la votación, pero además cuenta ya con el apoyo de Ciudadanos y PSOE. Mientras, que Compromís, PNV y Podemos se han posicionado en contra. El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, consideró vía comunicado que «se ha ido demasiado lejos con todo este despropósito» y defendió «negociar una salida» para resolver la crisis catalana que «no era ni claudicar ni dar la razón al adversario», sino simplemente «actuar con madurez».

Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos Ramón Espinar, acusó al PP y al Gobierno de imponer una tramitación «chapucera y cutre» y acusó a Rajoy de romper «el pacto del 78». Por su parte, EH Bildu cree que la aplicación del 155 es «un golpe de Estado de libro».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs