MENÚ
sábado 21 octubre 2017
08:03
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La manifestación en Barcelona, clave para el «sí» de Sánchez al 155

A cambio de su apoyo, Rajoy se compromete a abordar la reforma de la Constitución

  • El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado hoy al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que aclare "negro sobre blanco"
    El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado hoy al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que aclare "negro sobre blanco"

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2017. 02:58h

Comentada

El PSOE anunció ayer su apoyo al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el precepto que prevé la suspensión de la autonomía en Cataluña. No lo hace de forma gratuita, sino exigiendo una importante contrapartida para Ferraz: a cambio, arranca al Ejecutivo el compromiso de abrir el melón de la reforma de la Constitución en el plazo de seis meses. Una demanda histórica de los socialistas para la resolución de la crisis catalana que hasta ahora había sido sistemáticamente ignorada por Moncloa y por el PP. Aplicar la Constitución a cambio de reformar la Constitución. Y no lo hace de forma gratuita porque el PSOE no se siente cómodo en la aplicación del artículo 155, a pesar de que el martes varias voces socialistas ya anticipaban a este diario que ésta sería la vía que exploraría el Ejecutivo con la connivencia del principal partido de la oposición.

El punto de inflexión para decantarse por la aplicación de este precepto constitucional fue la masiva manifestación del pasado domingo en Barcelona. Hasta ese momento, tanto el Gobierno como el PSOE eran partidarios de adoptar una actitud pasiva ante el desafío soberanista, habida cuenta de los nulos efectos jurídicos de la declaración de independencia. Pero la movilización en las calles, demandando una respuesta al Estado frente al pulso soberanista a la legalidad obligó a cambiar de estrategia. A esta presión social, se sumó para el PSOE el papel protagonista que jugó Josep Borrell, que realizó un excelente discurso durante la manifestación y que ha obligado a la dirección federal a retratarse.

Sin embargo, la incomodidad de Ferraz con el artículo 155 existe y así la atestiguan los posicionamientos de diversos de sus dirigentes en los últimos meses. La portavoz en el Congreso, Margarita Robles, aseguró en julio que «nunca sería una solución y nunca la apoyaríamos». Este tajante pronunciamiento fue suavizado por el portavoz de la Ejecutiva, Óscar Puente, que en otro tiempo tildó el 155 de «cruento» y que hace unas semanas se circunscribía a «las circunstancias» que imperasen en cada momento para tomar decisiones. Esta matización fue a su vez atajada por el líder socialista, que salió a escena para puntualizar que el PSOE «no contemplaba» su aplicación. Sin embargo, el escenario ha cambiado y ayer Pedro Sánchez aseguró que «es evidente que se está activando el 155».

«Activación»

El secretario general socialista diferenció la «activación», que surge del requerimiento trasladado por el Gobierno a la Generalitat, de su efectiva «aplicación». El líder socialista respalda dicho requerimiento para que Carles Puigdemont aclare si ha declarado o no la independencia. Así se lo hizo saber a Mariano Rajoy en su última reunión de más de dos horas en Moncloa, en la que también le transmitió la interpretación que hace del 155 el PSOE y que iría en la línea de una intervención pasiva, esto es, convocar elecciones autonómicas. «En función de lo que responda Puigdemont el Estado de Derecho actuará». Es decir, la activación del artículo 155 dependerá de la respuesta de la Generalitat, cuyo titular será el «responsable» último de la actuación del Estado de Derecho.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs