MENÚ
viernes 22 septiembre 2017
06:16
Actualizado

«La radioterapia cura hasta el 90 por ciento de los tumores localizados»

¿Qué diferencia hay entre quimioterapia y radioterapia?
La diferencia fundamental entre la quimioterapia y la radioterapia es que esta última actúa únicamente en una zona concreta del cuerpo, en donde está el tumor, mientras que la quimioterapia utiliza fármacos que vía oral o intravenosa, se distribuyen, de forma sistémica, es decir, actúan sobre todas las células del organismo.
¿Cuál es el nivel científico y asistencial de la Oncología Radioterápica en España?
Desde la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) se ha potenciado en los últimos años la investigación tanto básica como clínica con el Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica (GICOR) y la formación con la Escuela Española de Oncología Radioterápica (EEOR). Desde el punto de vista asistencial, existen más de cien servicios de Oncología Radioterápica, con equipamiento tecnológico cada vez más avanzado y modernos aceleradores lineales como el que existe en el Centro Integral Oncológico Clara Campal, anexo al Hospital Universitario Sanchinarro y perteneciente a HM Hospitales que está dotado con un moderno acelerador lineal Novalis con el que se realizan tratamientos de radioterapia de altísima precisión.
¿Qué porcentaje de pacientes se tratan en la actualidad con radioterapia y cuántos se curan?
Actualmente, el porcentaje de pacientes oncológicos que reciben a lo largo de su vida tratamiento de radioterapia es del 60-70 por ciento. En algunos pacientes con tumores muy localizados la radioterapia puede obtener curaciones de hasta el 80-90 por ciento y en enfermedad más avanzada la radioterapia contribuye a controlar el tumor, aliviar síntomas y prolongar la supervivencia.
En comparación con el resto de tratamientos oncológicos: cirugía, quimioterapia…¿qué ventajas tiene la radioterapia?
La radioterapia, en algunos tumores, tiene la ventaja de que permite controlar el tumor de una forma menos agresiva, con menos  secuelas y preservando funciones como la función sexual en cáncer de próstata, o la voz y la deglución en pacientes con cáncer de laringe. También, en ocasiones, es una alternativa de tratamiento eficaz en pacientes no operables, como tumores de pulmón, tumores cerebrales, hepáticos o metástasis.
¿Con la radioterapia es posible, o es lo que se pretende en un futuro, tratar directamente el tumor sin dañar los tejidos próximos?
A día de hoy, con técnicas como la Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT) ya es posible tratar el tumor a dosis muy altas, sin dañar prácticamente los tejidos sanos de alrededor, con gran eficacia y poca toxicidad. Existen además otros sistemas de irradiación como la radiocirugía o la radioterapia estereotáxica que permiten tratar tanto tumores craneales como extracraneales, con una precisión milimétrica.
Gracias a la evolución tecnológica, ¿cómo han evolucionado las técnicas de radioterapia?
Sin duda, los avances tecnológicos tanto diagnósticos como terapéuticos han facilitado el desarrollo de nuestra especialidad, mejorando la precisión y la calidad de los tratamientos, a lo que ha contribuido también la excelente formación de los oncólogos radioterápicos, radiofísicos y técnicos, y el adecuado manejo e indicación de cada tratamiento.
El sistema RapidArc, ¿qué ventajas tiene frente a las técnicas tradicionales?
Se administra de un forma muy rápida, lo que contribuye a acortar la duración de las sesiones de radioterapia.
La radioterapia guiada con imágenes, ¿cuándo conviene aplicarla? ¿Sólo es válida para algunos tipos de tumores?
La radioterapia guiada por imagen (IGRT) consiste en la verificación, dentro del acelerador, mediante imágenes de rayos X o TAC, de que el tratamiento de radioterapia se administra exáctamente en la zona prevista sobre el paciente.
Al margen de tratar un tumor, ¿qué otras aplicaciones tiene la radioterapia?
En pacientes con lesiones benignas, como meningiomas, neurinomas, adenomas de hipófisis, malformaciones arteriovenosas, estenosis vasculares, queloides,  etc.
¿Hacia dónde se dirige el futuro de la radioterapia?
La incorporación los avances técnológicos, la combinación de la radioterapia con nuevos fármacos y terapias moleculares, así como eladecuado manejo multidisciplinar de cada paciente, están permitiendo diseñar  tratamientos más personalizados, más eficaces y menos tóxicos.


 

SIGUENOS EN LA RAZÓN