MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
17:46
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Recogen 265 kilos de piedras en el entorno del Congreso

  • Los servicios de limpieza de Madrid han recogido 265 kilogramos de piedras en la plaza de Neptuno, algo que se produce tras la protesta desarrollada este martes en la zona y que tenía como objetivo cercar el Congreso.

Este dato fue aportado por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, quien se refirió a este asunto en declaraciones la Cope recogidas por Servimedia. Cifuentes aseguró que parte de los manifestantes arrojaron a los agentes "botellas, tornillos y piedras".

Además, tras la protesta, se ha encontrado junto al Congreso "escudos protectores" que, supuestamente, algunos de los congregados habían hecho "con tapas de basura". Asimismo, la delegada del Gobierno indicó que también se han localizado "palos, punzones y tirachinas" en los alrededores de la Cámara Baja. Además, en la Plaza de Neptuno se han recogido 265 kilogramos de piedras.

Tras aportar esta información, Cifuentes defendió la actuación policial frente al intento de cercar el Congreso, que promovía el "movimiento 25 de septiembre". A este respecto, sostuvo que "lo que hasta las ocho de la tarde era una manifestación absolutamente pacífica se convirtió en incidentes muy violentos, porque había grupos de radicales que arrojaron todo tipo de objetos contra la Policía y trataron de derribar las vallas que daban acceso al Congreso". Aseguró que la intervención policial pretendía "evitar la entrada en el Congreso y frenar la agresión que estaban sufriendo los policías, a los que le lanzaron todo tipo de objetos".

Añadió que los agentes "demostraron su profesionalidad y actuaron en defensa del Estado de derecho". Por este motivo, Cifuentes concluyó que la intervención policial "fue proporcional a la situación que se encontraron", puesto que, insistió, "lo que era una manifestación pacífica se convirtió en algo muy violento".

SIGUENOS EN LA RAZÓN