jueves, 29 junio 2017
02:34
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Tiene 21 minutos Escuche lo que proponen las «mentes brillantes»

  • Para hacer negocios, para conocer gente, para aprender, para divertirse, para ligar. Hoy en día hay congresos mundiales para todos los gustos. El que hoy presentamos es distinto al resto. Objetivo: "Cambiar el mundo".  Ponentes: 24 "mentes brillantes". Duración: 21 minutos ¡sólo 21 minutos! por intervención. Ocurrirá en Málaga dentro de un mes.

Primera pregunta: ¿por qué sólo 21 minutos? Respuesta: porque es el tiempo que se estima que una persona es capaz de mantener la atención al cien por cien. Un presupuesto inicial bastante pesimista, por cierto, para tan ambicioso proyecto -cambiar el mundo-, pero sin duda alguna realista.

Cambiar el mundo, sí. ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Cómo? El escenario es el I Congreso de Mentes Brillantes, que se celebrará en Málaga entre el 21 y el 23 de octubre. Los protagonistas, 24 personalidades mundiales del mundo de la ciencia, la biología, la genética, la antropología, la religión o la filosofía que competirán por ofrecer las mejores ideas para hacer de este mundo un lugar mejor para vivir. Al cónclave, que se celebrará en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, se espera que acudan unas 3.000 personas (no pregunte por el precio: 1.250 euros sin IVA).

Entre los ponentes los hay de todo tipo. Dos de ellos son Premio Nobel, el de Química de 1995 por su labor en la protección de la capa de ozono, Mario Molina, actualmente asesor del presidente de Estados Unidos, y la Nobel de la Paz 1997 por su labor contra las minas antipersonas, Jody Williams, a quien sólo su tarjeta de presentación avala su compromiso con las causas justas.

Junto a ellos, otros 22 nombres que componen una heterogénea plantilla destinada, quién sabe, a hacernos dudar sobre nuestro concepto de la vida. Éstos son algunos de ellos.

CARL HONORÉ. ¿Es usted un fan de la comida rápida? ¿Vive como come, es decir, rápido y mal? Este periodista canadiense, inventor del movimiento "slow", le dará un buen rapapolvo. En 21 minutos intentará convencerle de que tiene que mirar hacia adentro para descubrir su "tortuga interior" (lo ha dicho él) y desacelerar su ritmo de vida, sus relaciones sexuales, su ocio, su comida y su trabajo. Si puede.

 ALLAN Y BARBARA PEASE: Autores de un libro que podríamos haber firmado cualquiera, "¿Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas?", este matrimonio de antropólogos australianos se han marcado como objetivo el crecimiento personal.

DAN GILBERT: Se ha especializado en el estudio de la predicción afectiva. Pero lo más inquietante es la pregunta que lanzará al auditorio: ¿sabemos realmente qué nos hace felices?

AUBREY DE GREY: Gerontólogo biomédico inglés que merecerá más de una calle si consigue alcanzar el sueño que persigue, la reparación de tejidos que rejuvecenerá el cuerpo humano, es decir, la fuente de la eterna juventud.

WANG XIAOPING: Su presencia quizás no guste a algunos. Es la nueva ideóloga del Partido Comunista Chino, bebe en las fuentes del taoísmo y persigue la Gran Armonía. Casi nada.

ROBERT RICHARD: este ingeniero espacial se ha embarcado en la carrera por enviar un robot a la luna que nos descubra los últimos secretos del satélite. Para los que piensan que, si este mundo no tiene arreglo, habrá que inventarse otros.

BERNARD HENRY-LEVY: fundador de la corriente de los "nuevos filósofos", es uno de los pensadores más respetados hoy en día. Tendrá también 21 minutos para lanzar su mensaje, todo un reto.

JOSÉ ANTONIO MARINA: Uno de los filósofos españoles más reputados del momento. Su pasión por la capacidad creadora de la inteligencia humana es contagiosa.

EDUARDO PUNSET: No necesita presentación. Con la misma pasión que Marina bucea en la inteligencia humana, él lo hace en el alma del hombre. También para él será un reto los 21 minutos de ponencia.

DANIEL PIPES: Uno de los expertos en Oriente Medio más reputado, vaticinó el 11-S. Sus consejos serán muy útiles para mejorar la vida en uno de los puntos del planeta que más los necesita.

SIGUENOS EN LA RAZÓN