martes, 28 marzo 2017
04:29
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

«Esta partícula es de Dios como lo somos todos»

CIUDAD DEL VATICANO- La jerarquía de la Iglesia católica aplaude el hallazgo por parte de los científicos del bosón de Higgs, la partícula que con su masa habría permitido la creación del Universo, y descarta que este descubrimiento suponga de alguna forma una amenaza para la fe católica. «La Organización Europea para la Investigación Nuclear nos ha dado a todos una noticia muy importante. Se trataría de un disparate pensar que el hecho de haber probado la teoría del físico británico Peter Higgs, quien además es creyente, vaya de alguna forma contra la existencia de Dios», explica el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias, el organismo vaticano dedicado a la promoción del estudio de la Matemática, la Física y las Ciencias Naturales.

Sánchez Sorondo recuerda que el hecho de llamar al bosón de Higgs la «partícula de Dios» se trata sólo de una estrategia comunicativa utilizada por el autor para hacer más atractiva su teoría. «Claro que detrás de esa partícula está Dios, al igual que también está en usted o en mí mismo», subraya el canciller de la que antes se conocía como Academia de los Linces. «No hay ninguna contradicción entre esta teoría y la teología católica. Toda esta historia de la ‘‘partícula de Dios'' nace de la intención de Higgs de vender mejor una teoría que resulta bastante complicada», afirma el obispo argentino.

El jesuita José Funes, director del Observatorio Astronómico Vaticano, también sostiene que las teorías de la Física son perfectamente compatibles con la existencia de Dios. Sobre el Big Bang, por ejemplo, dice que es la «mejor explicación científica que tenemos hasta ahora del origen del universo, pero hay muchas cosas que no sabemos de ella». Los creyentes, subraya, «sabemos que no somos hijos del caos, de una explosión, sino que somos hijos de Dios, de un padre bueno que tiene un proyecto sobre nosotros. El proyecto no es evolutivo sino global, es la providencia. Esa realidad de fe no está en contradicción con el Big Bang».

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, también se refirió ayer al hallazgo diciendo que se alegraba de que se hable de «partícula de Dios» porque «demuestra que cuando el ser humano busca el origen de las cosas, no puede menos que hablar de Dios». 
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN