MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
18:42
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Epistolarios barceloneses

Un libro recopila las cartas escritas por viajeros célebres a su paso por la capital catalana

  • Barcelona es la protagonista absoluta de los epistolarios de este libro / Óscar Mach/Shooting
Víctor Fernández. 

Tiempo de lectura 4 min.

09 de septiembre de 2012. 23:18h

Comentada
Víctor Fernández.  10/9/2012

BARCELONA- Barcelona ha sido ciudad de paso de viajeros de todo el mundo, anónimos y conocidos. Cervantes, en la segunda parte de «Don Quijote de la Mancha», la llamaba «archivo de la cortesía, albergue de los estranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y en sitio y en belleza, única». No es extraño, por tanto, que muchos hayan querido dejar impresiones de su paso por la ciudad o, incluso, aquellos que viven en ella transmitan su visión a futuros viajeros.
«Cartes des de Barcelona» recopila un retrato de la ciudad a través de sus visitantes, publicado por Edicions 62 y el Ayuntamiento de Barcelona. El libro es un interesante paseo a través de los siglos, de la manos de personalidades locales o de paso, siempre con la capital catalana como escenario protagonista.
El volumen se inicia en el siglo XIII con las comunicaciones entre el rey Pedro el Grande de Aragón con su homónimo en Castilla, Sancho IV, en un recorrido que pasa por los Reyes Católicos, Pau Claris, Horatio Nelson, George Sand, Washington Irving, Benito Pérez Galdós, Federico García Lorca, Antonio Machado, George Orwell, Joan Miró o Josep Tarradellas, entre muchos otros.
Hay una indudable intención en el libro de entendimiento, de mostrar opiniones discrepantes pero que encuentran en Barcelona el lugar en el que comprenderse. Un ejemplo es la carta de Joan Maragall a Miguel de Unamuno, escrita en 1906, donde el poeta afirma que «entre V. y nosotros se interpuso esta furia barcelonesa, que ahora no puedo detenerme en explicarle a mi manera, ni nunca podría juzgar sino con mi corazón de catalán».
Otro escritor, Federico García Lorca, le explica a su amigo Salvador Dalí que en la Ciudad Condal, al menos en julio de 1927, «todo el mundo juega y suda con una preocupación de olvido». Ese mismo calor queda expresado en una nota que el que sería ganador del Nobel de Literatura Vicente Aleixandre le hace llegar a su compañero de generación Dámaso Alonso, tras visitar la Exposición Internacional de 1929: «Ahora aquí en Barcelona me muero de calor. La Exposición me gusta sus millones de bujías, sus maravillosas fuentes, lo único», comenta el poeta sevillano.
La pintora georgiana Olga Sacharoff se instaló en Barcelona, junto con su marido el fotógrafo Otto Lloyd. En una misiva enviada a éste, la artista se muestra elogiosa al describir la ciudad en 1952, en aquel momento «un delirio. ¡En esta ciudad hay un derroche de luz extraordinario!»
Otro visitante fue el autor de «Un tranvía llamado deseo», Tennessee Williams, quien toma notas desde el Hotel Colón para la actriz Maria St. Just. Al escritor le gustó ir a una «excelente» corrida de toros, y describe una calle en el que «las pequeñas enanas negras siguen corriendo de un lado a otro (...) y el gigoló de los ojos grandes que pone en blanco y que tiene un bigote muy fino hace la corte con halagos, y todos beben champán en mi zapatilla».


«Cartes des de Barcelona»
VV. AA.
edicions 62
208 páginas, 19 euros.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs