lunes, 03 agosto 2015
17:04
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Imputan por pertenencia a grupo criminal a 4 detenidos por el 29-M

BARCELONA- Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a cinco personas acusadas de participar en los graves destrozos del 29-M en Barcelona, e imputaron a cuatro de ellos un delito de pertenencia a un grupo criminal, por «actuar de forma conjunta y coordinada». Este tipo de acusación no se había producido en ninguno de los 90 arrestos anteriores por los mismos hechos.

Dos de los detenidos participaron en la brutal agresión a un trabajador de la estación de Sants, mientras que los otros tres estuvieron en los altercados y destrozos ante la sede de Fomento del Trabajo y una sede bancaria de la Vía Laietana. Está previsto que todos pasen hoy a disposición judicial. Uno de los detenidos estaba en la web antivándalos de los Mossos, que fue retirada la pasada semana.

Tendencia antisistema
Todos los arrestados están relacionados con colectivos y entidades antisistema, y uno de ellos tiene antecedentes policiales. Dos pertenecen al Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (Sepc) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), de tendencia independentista, otro es colaborador del semanario «La Directa», de ideología anarquista, y un cuarto forma parte del movimiento «okupa» de Can Vies.

Los detenidos son de nacionalidad española y tienen entre 20 y 25 años. Están acusados de desórdenes públicos, lesiones, coacciones y dañosrealizados durante la jornada de la huelga general. Cuatro fueron arrestados en Barcelona y uno en Tarragona.

Jorge M., de 25 años, fue detenido por estos delitos y por dar una patada al trabajador de la estación de Sants. Rubén M., de 23 años  supuestamente ayudó a Jorge M. en la citada agresión y está acusado de golpear al propietario de un taller mecánico de la calle Tarragona, a quien perforó el tímpano y le hizo quemaduras en el cuello. Es el que tiene antecedentes, por participar en el bloqueo al Parlament del 15-J. Fue detenido por agredir a un diputado.

Ignacio P., de 20 años, está acusado por dañar con un martillo la sede de Fomento y lanzar piedras a una oficina del BBVA. Jordi A., de 24 años, fue arrestado por lanzar bengalas en el interior de Fomento, provocando unos destrozos que la patronal valoró en 1.100 euros. El detenido en Tarragona también está acusado de ocasionar daños en la citada sucursal bancaria.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN