viernes, 18 agosto 2017
04:50
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Cospedal propone bajar a la mitad los diputados en CLM y que no cobren sueldo

  • Apuesta por reducir a la mitad la cámara autonómica para ahorrar 1,7 millones. Considera que los parlamentarios sólo deben percibir dinero por asistir a plenos y comisiones

MADrid- Si en Castilla-La Mancha ya se ha reducido en un 60 por ciento el número de altos cargos, se han sacado a subasta la mayoría de vehículos de gama alta y otros inmuebles oficiales y el Gobierno regional renunció a cobrar las pagas extra y a utilizar coches de gama media, ahora las medidas de austeridad van a recaer en el resto de diputados. Porque la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, anunció ayer que propondrá modificar el Estatuto de Autonomía de la comunidad con el objetivo de reducir a la mitad el número de diputados autonómicos –de los 49 actuales se pasaría a 25–. Pero además, los que queden verían rebajado en casi un 80% su retribución total, ya que dejarían de cobrar el sueldo para dedicarse a su actividad privada, y tan sólo percibirían del erario autonómico los complementos por atender asuntos varios y asistir a plenos o comisiones, que actualmente se sitúan en unos 32 plenos anuales y diez comisiones como máximo.

La propuesta, que ya planteó en junio Esperanza Aguirre y que Alberto Núñez Feijóo tiene muy avanzada en la Xunta para reducir otros 14 parlamentarios, supondría un ahorro total de 1,7 millones de euros, según estimaciones de la Junta, gracias a la reducción en dos partidas. En primer lugar, 1.368.000 euros debido al ahorro de los salarios de 24 diputados de las Cortes manchegas que cobran aproximadamente unos 57.000 euros anuales en la actualidad; y segundo, otros 285.000 euros en concepto de ahorro del 80% de la retribución de los diputados que se mantienen.

Además, el presupuesto de las Cortes de Castilla-La Mancha, que en 2012 ha ascendido a 9,7 millones de euros, presenta otras cuatro partidas que se podrían ver afectadas con la reducción a la mitad de los parlamentarios. Por un lado, se reduciría a la mitad los 35.000 euros anuales que se dedican en la actualidad a los seguros de los diputados. Igualmente, se reducirían en un 50 por ciento la partida denominada «dietas y locomoción de los diputados» que este año se presupuestó en 100.000 euros (1.694,9 euros obtendría cada parlamentario por este concepto), a la que hay que sumar los 656.000 euros presupuestados para «otras indemnizaciones de los diputados» y otros 1.597.000 euros que se destinan al año a las subvenciones para los partidos políticos, en función de su representación en el Parlamento.

No obstante, el plan de Cospedal tan sólo sería viable con vistas a la próxima legislatura, puesto que para llevarlo a cabo se tendría que modificar no sólo el Estatuto de Autonomía que prevé unos mínimos de asignación de diputados a cada una de las provincias, sino también la ley electoral y el reglamento de la Cámara, que es el que estipula el sueldo de sus señorías.

Dar ejemplo
«En tiempos difíciles los políticos tenemos que ser los primeros en dar ejemplo y voy a proponer al PSOE la modificacion puntual del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha para modificar la Ley Electoral y reducir a la mitad el número de diputados que componen las Cortes», aseguró ayer la presidenta regional durante el debate sobre el estado de la región. Y es que para el portavoz del Gobierno, Leandro Esteban, el anuncio responde a un «clamor» popular en la calle y que se trata de una propuesta «valiente que enraiza con un sentir popular y que los ciudadanos estaban pidiendo a gritos». Se trata, explicó Esteban, de que «quien venga a la política lo haga porque quiere dedicarse a ella y no porque lo ve como salida de futuro».
De momento, la formación socialista anunció, a través del secretario general en la región, Emiliano García-Page, que esperarán a conocer los detalles de la reforma para pronunciarse. Sin embargo, las críticas a la propuesta no se hicieron esperar. Para Page, la presidenta trata de desviar la atención y «pone de manifiesto que la señora Cospedal debe estar tan desesperada y tiene a tanta gente en contra, que lo único que quiere es que se hable de ésto».

El rechazo socialista, además, se traducirá en la presentación de una resolución en el Debate del Estado de la región para que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y los miembros de su Gobierno no tengan ninguna retribución.

 
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN