sábado, 23 mayo 2015
03:47
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

historico

Los neonazis griegos muestran su verdadera cara

  • 1

Atónitos. Así debieron de quedar ayer los telespectadores griegos que veían un debate político matinal en la cadena Ant 1. El portavoz del partido neonazi Amanecer Dorado, Ilias Kasidiaris, agredió ante las cámaras a dos diputadas de izquierdas, lo que condujo a la Fiscalía a ordenar su detención por «flagrante delito de agresión», penado con una pena máxima de diez años de cárcel.  Todo comenzó cuando la diputada de la Coalición de Izquierdas (Syriza), Rena Dourou, echó en cara al diputado sus antecedentes penales por robo a mano armada. Indignado, Kasidiaris le lanzó un vaso de agua a la diputada. Mientras que el resto de tertulianos guardó un incómodo y sorprendente silencio, la diputada comunista Liana Kanelli se levantó de la mesa para defender a su colega y lanzó un periódico contra Kasidiaris, que la llamó «roja» y comenzó a abofetearla y lanzarle puñetazos, lo que obligó a suspender la emisión. Varios trabajadores del canal lograron inmovilizar al dirigente neonazi y lo condujeron a una habitación a la espera de la Policía, pero Kasidiaris fue más rápido y logro huir. Al cierre de esta edición, se encontraba en busca y captura. Lo cierto es que este hecho se suma a una larga lista de escándalos en los que se ha visto envuelto Amanecer Dorado desde que en las elecciones del pasado 6 de mayo logró entrar por primera vez en el Parlamento con un 7% de los votos y 21 escaños. Su discurso ultranacionalista y antiinmigración caló entre un electorado angustiado por la crisis económica. Hasta entonces, había sido una formación política residual. Apenas hace una semana, Urania Michaloliakos, hija del líder de la formación neofascista, Nikos Michaloliakos, fue detenida por haber agredido a un inmigrante paquistaní. La agresión de Kasidiaris ha recibido la repulsa del resto de formaciones políticas helenas, inmersas en la campaña electoral para las elecciones del próximo 17 de junio. La portavoz del Partido Socialista, Fofi Gennimata, anunció que su partido no acudirá a ningún debate televisivo en el que participe un dirigente ultraderechista y pidió «a todos los ciudadanos que votaron por Amanecer Dorado que reconsideren su voto».
 

Síguenos en