domingo, 30 agosto 2015
13:50
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

El Supremo desarma a los inquisidores

Después de asistir al amargo proceso que culminó de forma abrupta con la presidencia de Carlos Dívar, tras una cacería inquisitorial por parte de la izquierda, el desenlace resulta aún más desolador al conocerse el auto del Supremo que rechazó investigar los famosos viajes. Según el criterio de once magistrados,  Dívar no pagó actividades privadas con fondos públicos ni incurrió en «engaño» ni «ardid» alguno para justificar sus desplazamientos. «Se ajustó al procedimiento (...) y no abusó de su posición». ¿Malversación, entonces? Manipulación. La de sus acusadores.



Sortu y la doble moral en la Justicia
Magistrados de la Audiencia Nacional, del Supremo y del Tribunal Superior del País Vasco abogaron ayer por una interpretación de la Ley que permita avanzar hacia el final definitivo de ETA. Es lo que ocurrió en el TC, con el agravante de que se cubrió la vergüenza con una serie de condiciones cuyo supuesto incumplimiento provocaría la ilegalización de Sortu. De nuevo, togas manchadas con el polvo del camino. Pero no hablamos de polvo, sino de sangre. En este caso, sangre ajena.



España-Francia, con cuentas pendientes
España y Francia mantienen la rivalidad de vecinos díscolos con cuentas pendientes en la memoria. El carácter de nuestros vecinos, su «grandeur», no está preparado para tiempos que no siempre fueron mejores. Los galos encajan tan mal su decadencia en demasiadas disciplinas como el auge, e incluso la supremacía, de esos españolitos que otrora creían que lo verde empezaba en los Pirineos. El deporte es terreno baldío para París y vergel para Madrid. El duelo de hoy en la Eurocopa es otra oportunidad para que los complejos galos se acentúen.

SIGUENOS EN LA RAZÓN