viernes, 23 junio 2017
16:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Lluvia de recursos para trabajar menos

MADRID- Dice la Ley que si un profesor aumenta las horas de clase, se le deben rebajar de su horario las horas que dedica a  actividades complementarias,  tales como guardias, control de bibliotecas y otras necesidades de cada centro educativo. La Orden del Ministerio de Educación y Ciencia, en vigor desde 1994, recoge una rebaja de dos horas complementarias del profesorado por cada hora lectiva extra. Pero los sindicatos quieren  ahora que la rebaja sea mayor y piden tres horas menos de actividades complementarias por cada hora lectiva, y no dos como dice la Ley. Para ello, desde hace unas semanas y dado el fracaso de las últimas movilizaciones, los sindicatos han decidido continuar su campaña de protestas mediante una lluvia de recursos. Instan a los maestros a que interpongan quejas ante la Administración regional solicitando mayores reducciones de sus horarios de las que contempla la Ley estatal.

El objetivo es atacar las instrucciones de inicio de curso dictadas por el departamento de Educación, que dirige Lucía Figar, mediante las cuales se aumentó en dos horas el horario lectivo de los docentes (que han pasado de dar 18 horas de clase a 20), aunque de paso piden reducir las horas de estancia en los institutos.

Uno de los principales motivos con los que los sindicatos justifican las nueve jornadas de huelga educativa es que aseguran que el aumento de horas lectivas impide a los profesores dedicar tiempo a otras actividades complementarias y «necesarias» para los centros. Por ello, llama la atención que ahora promuevan que se rebajen aún más esas horas en las que los maestros no dan clase pero prestan otros «servicios indispensables» en los centros.

Para que la interposición de estos recursos sea masiva, CC OO y UGT han distribuido borradores en los que los maestros sólo tienen que poner su nombre, apellidos, DNI y dirección para interponer una queja por el aumento horario y exigir una mayor rebaja de las horas de trabajo complementarias en los centros educativos. Una rebaja por compensación de horas lectivas que, por ejemplo ,en Andalucía –donde gobierna el PSOE– se ha eliminado.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN