MENÚ
domingo 22 octubre 2017
14:03
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Adrián de Torres: «La gente paga por ver emoción y riesgo»

Hacerse un hueco en el mundo del toro es muy complicado, pero la situación se torna más compleja cuando lo haces en solitario, sin un mentor, sólo con la ayuda de tu entorno y el apoyo de algunas amistades. Éste es el caso del novillero de Linares (Jaén) Adrián de Torres, cuyo nombre ha sonado en los últimos días por todos los medios especializados al convertirse en el espada que paseó el último trofeo de la temporada 2010 en Las Ventas. El joven jienense atendió la llamada de LA RAZÓN para hacer balance de su campaña, analizar su triunfo en Madrid y reflexionar sobre lo que le puede deparar el futuro.

  • Adrián de Torres, triunfante con el último trofeo del año en Madrid
Pedro L. Calvillo.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

31 de octubre de 2010. 22:25h

Comentada

-¿Cómo está viviendo estos momentos después de ser el último triunfador de la temporada en Las Ventas?

-Estoy muy contento y satisfecho por lo que logré, porque me puede ayudar a hacerme hueco en las ferias del año que viene y poder seguir demostrando lo que soy como torero.

-Ser el último que corta una oreja en Madrid tiene mayor repercusión mediática...

-La verdad es que sí, se ha creado un ambiente de optimismo a mi alrededor que me facilita el trabajo del día a día, pero ahora me toca a mí refrendar este optimismo y dar la cara todas las tardes que me llamen, y si vuelvo a Madrid no conformarme con un trofeo, habrá que luchar por dos como mínimo.

-¿Es difícil llevar una temporada sin apoderados como ha hecho usted?

-Las cosas han sido complicadas, pero gracias a mi familia, a Vicente Bolívar y a otra persona, que no puedo mencionar y que me puso en dos novilladas, el año lo he sacado delante de una manera más que digna.

-Habrán llamado a su puerta algunos apoderados para la temporada que viene.

-Si, hemos estado hablando con varios, en concreto con tres, pero como aún no hay nada cerrado prefiero no dar nombres y esperar a que las cosas estén hechas.

-¿Qué hay de la posibilidad de ir a América?

-Me encantaría. Vicente Bolívar está en conversaciones con gente de allí. El "no" lo tenemos de antemano, pero por intentarlo que no quede. Cruzar el charco es importante, porque todas las grandes figuras han pasado por allí. A mi me encantaría poder estar en México, es una de mis ilusiones.

-¿Y la alternativa?

-Es un paso que llega por si mismo. Te tienes que ver preparado para dar este paso tan importante y llegar a la cita con fuerza para poder entrar con buen pie en el escalafón mayor.

-Si entramos en el concepto que tiene Adrián de Torres a la hora de torear, ¿quién o quiénes son los espejos en los que se mira?

-Tres maestros son los que me sirven de referencia: Manolete, aunque no lo he visto en vivo, sí he podido ver vídeos en los que demuestra su personalidad y poder delante de los toros. Otro de mis referentes es José Fuentes por su forma de interpretar el toreo y además por ser de Linares como yo. Y también José Tomás, por su quietud y su verticalidad que le han convertido en el torero más importante de la actualidad.

-Sin duda la quietud y ceñirse a los toros son características de su tauromaquia.

-La gente paga por ver emoción y cada vez que se hace el paseíllo hay que dar al público aquello por lo que pagan, es decir, el riesgo y la emoción. Da igual la categoría de la plaza, hay que jugársela. Es verdad que si es en una plaza como La Ventas la gratificación puede ser mayor.

-Ha sido un año en el que ha existido una gran competencia en el escalafón de novilleros. ¿Quién le ha llamado la atención por su forma de torear?

-Yo creo que Víctor Barrio ha rayado a un gran nivel.

-¿Y del escalafón de matadores?

-El triunfador claro ha sido El Juli.

-¿Qué relación tiene con su paisano Curro Díaz?

-La verdad es que mantenemos una amistad propia de compañeros de profesión, él como matador y yo como novillero, pero poco más.         

-En su última tarde hubo un acontecimiento que pudo eclipsar su triunfo: un compañero (Martín Núñez) se cortó la coleta después de acabar la faena al cuarto, ¿qué puede pasar por la mente de un torero para tomar esa decisión?

-La verdad es que no sé. Lo principal es tener las ideas claras para dar un paso así y saber las consecuencias que puede tener. Son decisiones que se deben tomar cuando uno ve que sus objetivos están cumplidos y en este caso no se porqué lo hizo y porqué eligió una plaza como la de Madrid, donde todo lo que pasa en el ruedo se magnifica tanto. 

 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs