jueves, 23 marzo 2017
04:05
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Qué viajen más

«El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo viajando», decía Pio Baroja: pues, ¡que viajen y lean más!
Si lo hicieran todos esos políticos, jueces y defensores del pueblo en funciones, a los que tanto les cuesta entender la pluralidad de España, habría menos conflictos y debates inútiles.
De vacaciones por Galicia he comprobado, en primera persona, cómo en esa comunidad autónoma, que se autodefine como nación, la lengua gallega es omnipresente.
Se rotulan carreteras, calles, museos en gallego, el habla en gallego entre padres e hijos, vecinos y comercios es habitual y audible, también la radio y la televisión emiten sus programas en esa lengua. Igual que en Catalunya y allí tampoco pasa nada.
Si viajaran, sin vivir encerrados en burbujas autistas, verían que aprender la lengua de esa hermosa tierra es normal, útil y necesario, para poder comunicarse mejor con todas sus gentes, sin obligarles a que tengan que cambiar su lengua, cosa que amablemente hacen si no los entiendes. Y que si además optaran por vivir y trabajar allí, su conocimiento le daría más posibilidades y recursos para progresar. Igual que en Catalunya. Si viajaran más y de forma empática no formularían ni darían apoyo a recursos de inconstitucionalidad alentando problemas, donde no los hay.

SIGUENOS EN LA RAZÓN