domingo, 01 marzo 2015
09:19
Actualizado a las 
Ofrecido por:
MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1

    historico

historico

Una treintena de residencias de mayores se suman al nuevo modelo multiservicios

  • Individualidad, independencia e implicación familiar, ejes de este sistema

  • 1

VALLADOLID- Un total de 29 residencias de ancianos de Castilla y León, tanto públicas como privadas, rurales y urbanas se han ofrecido a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para formar parte del nuevo modelo de residencias multiservicio en el que está trabajando la Junta de cara al futuro, y que ya funciona con éxito en la residencia «Los Royales», en Soria.
Un pionero sistema, que también se aplica con una gran aceptación en el País Vasco, y cuyo objetivo es conseguir que estos centros se conviertan en un espacio vivo, abierto, más atractivo y flexible y, sobre todo, que mejore la calidad de vida de los usuarios. En definitiva, conseguir que vivan en ests residencias como si lo hicieran en su propia casa, con las mismas comodidades y que sea el propio residente el que tenga el control de su vida en el día a día.
La consejera de Familia, Milagros Marcos, se reunió ayer en Valladolid por vez primera con los representantes de esas instalaciones para exponerles más en profundidad este proyecto, y darles toda la información sobre sus aspectos organizativos, materiales y arquitectónicos, y también para aclarar sus dudas. Individualidad, intimidad, adaptación al centro e implicación de la familia, son los ejes en los que se apoya este nuevo modelo de atención geriátrica que quiere implantar poco a poco la Consejería, y que permitirá a los usuarios vivir allí de forma permanente, pero también que los que quieran puedan acercarse a tomar un café, comer, dormir dos semanas o un fin de semana, permanecer durante el día o sólo durante la noche, o llevar la ropa a la lavandería. Y es que no sólo prestarán servicios residenciales, sino que ofertarán estancias temporales, estancias de día y de noche, comedor para personas mayores de la zona e incluso dispondrán también de servicio de lavandería.
Además, se fomentarán las unidades de convivencia, de tal forma que en  lugar de las tradicionales habitaciones dispuestas alrededor de un pasillo, se plantean espacios en los que unas doce personas convivan como si se tratara de su verdadero hogar. Así, tendrán sus propias habitaciones, pero compartirán la sala de estar, el comedor, las salas multiusos y otra para los auxiliares de enfermería. La idea es que los residentes puedan personalizar su entorno, decorar la habitación de forma hogareña o tener espacio para compartir momentos con sus familiares

Síguenos en