MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
10:51
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El presidente del Senado acusa al PSOE de dañar la institución

Maribel Casado. 

Tiempo de lectura 2 min.

08 de junio de 2012. 02:24h

Comentada
Maribel Casado.  8/6/2012

Madrid- La presencia de los escoltas de Mariano Rajoy, el pasado martes, en el Senado «estaba plenamente justificada y autorizada». Claro y conciso, el presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, zanjaba ayer la polémica suscitada por el PSOE, que llegó a presentar una queja formal a raíz de un incidente entre una funcionaria del servicio de seguridad del jefe del Ejecutivo y el senador socialista Ibán García del Blanco. En un escrito de siete puntos dirigido al portavoz del PSOE, Marcelino Iglesias, rebate los cuestionamientos de los socialistas. Primera aclaración: ya en la pasada legislatura se llegó a «un acuerdo entre la comisaría de la Cámara Alta y el servicio de seguridad de Presidencia del Gobierno» por el que, siempre que el jefe del Ejecutivo, en aquel entonces José Luis Rodríguez Zapatero, acudiese al Palacio del Senado, iría acompañado de sus escoltas. Y si algo quiere dejar claro el presidente de la Cámara Alta es que el incidente tuvo lugar «antes de que formalmente se hubiera iniciado la sesión» y que si alguien provocó los hechos, ése no fue otro que el senador socialista al aproximarse «con determinación» a Rajoy «portando una bolsa blanca de contenido desconocido». Este tipo de conductas, subraya, «sólo valen para dañar la imagen institucional del Senado». Por todo ello, García Escudero entiende que la respuesta de la escolta de Rajoy fue «proporcionada a las circunstancias». Lo que sí es reprobable, a su juicio, es «provocar de manera gratuita una situación tensa y desagradable», que es lo que hizo el senador socialista.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs