MENÚ
viernes 22 septiembre 2017
19:47
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Barajas se adelanta a la Ley Antitabaco

  • Tres días antes de su entrada en vigor eliminó las 23 zonas de fumadores

MADRID- Los cientos de viajeros fumadores que ayer pasaron por el aeropuerto de Barajas se convirtieron, probablemente, en los primeros en sufrir las restricciones de la llamada Ley Antitabaco. Aunque hasta el próximo día 2 de enero no entrará en vigor la polémica modificación de la Ley del Prevención del Tabaquismo, aprobada por el Congreso el pasado 21 de diciembre –que prohibe fumar en espacios cerrados– el aeródromo quiso adelantarse ayer y convertirse de forma definitivamente en un espacio sin humos.
Y es que ayer, 30 de diciembre, se fumó el último pitillo en el aeropuerto, antes de que todas las salas para fumadores, que hasta ahora había repartidas por sus edificios, cerraran sus puertas. Tres días antes de la prohibición de fumar en todos los espacios cerrados e incluso en determinadas zonas al aire libre (como las puertas el aeródromo cerró las puertas de los puntos para fumadores a todos los viajeros que esperaban para coger los aviones en vísperas de Nochevieja. 
A pesar de que la obligatoriedad de cumplir la nueva norma no llegará hasta el próximo domingo, Barajas lleva durante todo el mes de diciembre eliminando progresivamente las salas para fumadores. Según informó Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) a la agencia Europa Press, en estos últimos días se ha procedido a retirar paulatinamente los 23 puntos autorizados para fumadores que hasta hoy estaban situados tanto en la salas de facturación como en las zonas de embarque y   salas de recogida de equipajes de sus terminales.
Las únicas que se «salvaron» ayer fueron las zonas de  los puntos de restauración o cafeterías y que no serán eliminadas hasta el 1 de enero.
Espacio «sin humos»
Y es que a partir del día 2 de enero, no estará permitido fumar   en ningún punto del interior del recinto, lo que supone un «importante paso», según el ente público, en la protección de la   salud tanto de pasajeros y acompañantes como para los trabajadores   del propio aeropuerto.    
La Comisión de Sanidad del Congreso aprobó el pasado mes de octubre la Ley que regula la venta, el suministro, el consumo y la publicidad del tabaco y que prohibirá fumar en los espacios públicos cerrados, todo el recinto interior y exterior de los hospitales y los parques infantiles.
Los únicos espacios cerrados en los que sí estará permitido fumar serán los centros penitenciarios, los psiquiátricos y las residencias de mayores y discapacitados, aunque sólo se podrá hacer en salas habilitadas para ello. 
En el caso de los hoteles podrán reservar hasta un 30 por ciento de las habitaciones para fumadores, define el concepto de «espacio al aire libre» para evitar la instalación de terrazas cubiertas con más de dos paredes, y acota la definición de «club de fumadores», que deberán ser una entidad con personalidad jurídica, sin ánimo de lucro y no comercializar con bienes consumibles.

SIGUENOS EN LA RAZÓN