domingo, 01 marzo 2015
01:33
Actualizado a las 
Ofrecido por:
MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1

    historico

historico

Directivos de Adelson examinan hoy la candidatura catalana de Eurovegas

  • Barcelona y Madrid se juegan el todo por el todo para albergar el complejo

  • 1

BARCELONA-Hace ya algunos meses que empezó a jugarse una partida de cartas entre Madrid y Barcelona. El crupier, el magnate de los casinos Sheldon Adelson, contempla a los contendientes a la espera de adjudicar el gran premio: el macro complejo lúdico de Eurovegas. Barcelona, a priori, tiene mejor mano, pero de esta semana dependerá quien se lleva el gato al agua.
Los ocho hombres de negro de la empresa de Adelson, Las Vegas Sands Corporation, aterrizan hoy en Barcelona para la evaluación final de los terrenos y la propuesta catalana, mañana lo harán en Madrid. No en vano, está en juego una inversión de 8.000 millones en una época en que encontrar capital es del todo imposible. El Incasol, dependiente de la conselleria de Territorio, ha sido el encargado de elaborar el informe técnico que hoy entregarán a los ejecutivos. La Generalitat, además, ha preparado una recepción digna de cualquier jefe de Estado. O más. Después de la visita a los terrenos de Viladecans, habrá una comida institucional presidida por Artur Mas con algunos consellers para defender las bondades de la candidatura catalana. Después le llegará el turno al empresariado local. La Generalitat ha organizado una cena para los hombres Adelson con una treintena de destacados miembros de la sociedad civil catalana.
El presidente de la Generalitat aseguró ayer que si finalmente se instala Eurovegas en Cataluña «puede dar muchos empleos y esperanza a mucha gente que no tiene» en plena crisis, aunque ha recordado que la promotora aún no lo ha adjudicado. A propósito de las protestas convocadas por algunas asociaciones auspiciadas por ICV, Mas señaló que «pongan las pancartas donde la gente busca trabajo, y les diga que no quieren inversiones», y se preguntó si los ecosocialistas pretenden una Cataluña empobrecida y con más paro.

Última mano
La compañía que dirige el magnate de los casinos ha mantenido una calculada equidistancia entre las alternativas del delta del Llobregat y las madrileñas de Alcorcón y Valdecarros (un barrio de Madrid). Las Vegas Sands insiste en que ambas cuentan con el 50 por ciento de las posibilidades, si bien fuentes cercanas a la negociación apuntan que Barcelona cuenta con una cabeza de ventaja. El potencial turístico del Mediterráneo y los cruceristas son dos de las grandes bazas de la Ciudad Condal. En cualquier caso, esta semana se antoja decisiva para conocer la ubicación de Eurovegas. No se esperan grandes pronuciamientos pero la decisión debería tomarse en dos o tres semanas. Hagan sus apuestas.

Síguenos en