MENÚ
jueves 21 septiembre 2017
06:51
Actualizado

Un zapato tecnológico que salva vidas

  • Un zapato puede ser una prenda que recubre nuestro pie para ayudarnos a ir de un sitio a otro. También puede ser un 'gadget' que nos ayude a fortalecer el corazón y vivir un poco más. Y también puede ser la excusa para alimentar niños en Birmania. Paso a paso, está claro que se pueden salvar vidas.

La compañía española Callahan promociona sus creaciones como "los zapatos más cómodos del mundo". Sus claves son la adaptación al talón, ya que amortigua el peso del cuerpo con un sistema llamado energy fusion; a la planta, aumentando su anchura para evitar que el zapato oprima el pie; y un diseño articulado en dos que consigue equilibrar el reparto de peso de todo el cuerpo.

Quizá decir que sean los zapatos más cómodos del mundo sea ambicioso -para empezar habría que probarlos todos- pero lo cierto es que los zapatos Callahan son realmente cómodos hasta el punto de que sorprenden. Uno puede usar estos zapatos recién estrenados para caminar 15 kilómetros sin sufrir rozaduras ni notar cansancio en la planta del pie. La firma también cuenta con zapatillas con un corte más deportivo.

Pero la comodidad no es la única característica de estos zapatos y eso es lo que lleva a su componente 'geek'. Callahan lanza este 15 de septiembre un accesorio denominado 'Adaptaction Vital' que permite usar los zapatos como podómetro y seguir el gasto calórico en el ordenador mediante una evolución diaria de la actividad.

El 'Callahan Adaptaction Vital' se vende forma separada a los zapatos por 69 euros y está compuesto por un sensor que se acopla en el zapato -bajo la suela, dentro del talón- y un receptor. El segundo dispositivo registra los movimientos del primero y permite pasar los datos a un ordenador con tan solo enchufarlo al puerto USB.

Para hacer el seguimiento, el 'Adaptaction Vital' incluye un programa que permite ver las calorías quemadas durante el paseo o la distancia recorrida. Con estos datos se pueden programar rutinas beneficiosas para fortalecer el corazón, quemar grasas o tonificar el cuerpo. También se pueden compartir los resultados a través de redes sociales o conocer el CO2 que el usuario ha dejado de emitir por no usar el coche.

Para demostrar la comodidad de los zapatos y que pueden ser una gran herramienta para estimular el ejercicio físico, Callahan ha realizado una acción solidaria en Modacalzado (Ifema, Madrid). En colaboración con Colabora Birmania, ha animado a varios voluntarios para caminar todo lo que puedan y así ayudar a los niños desfavorecidos.

La caminata solidaria de Callahan se está celebrando esta semana en la feria del calzado de Madrid (11, 12 y 13 de septiembre) y ha contado con la colaboración del campeón mundial de atletismo Abel Antón. La compañía aún no ha hecho público el balance de la acción pero por cada kilómetro que anden los voluntarios, Callahan ofrecerá alimento a un niño de Birmania durante un año.

SIGUENOS EN LA RAZÓN