sábado, 24 junio 2017
01:44
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Solidarios en tiempos de guerra

Por muchas películas, ensayos y ficciones sobre la II Guerra Mundial que se hayan hecho, siempre existe una perspectiva de esta compleja contienda desconocida para el gran público. El documental «El último paso», de Iurre Telleria y Enara Goikoetxea, descubre una de estas pequeñas historias que, entre los grandes sucesos, pasaron desapercibidas. Es el caso de la red Comète, una organización de más de 3.000 personas que, entre 1941 y 1944, ayudaron a abandonar los países ocupados a militares aliados para que pudieran regresar a los suyos.
Stanley Hope, operador de radio de la RAF, fue uno de esos soldados: durante una misión fotográfica sobre Austria, a su avión le falló un motor, y el otro deja de funcionar cuando sobrevuelan Bélgica. El piloto le ordena que salte y aterriza en un prado rodeado de vacas. A partir de aquí, Hope, perdido en medio de una Europa en guerra, encuentra ayuda en Comète. «Había mucha gente dispuesta a arriesgar su vida por ayudar a los demás», explicó Hope durante una reciente visita a España para presentar la película. Aunque él, víctima de una traición, fue capturado y tardó unos años en regresar al Reino Unido.

Razones humanitarias
Pero, ¿por qué ponían en riesgo su vida? «Creo que algunos lo hacían por razones humanitarias y otros, más organizados, por motivos políticos. En muchos casos eran los profesores y los curas los que decían a las personas que tenían que ayudar», explica Hope, un hombre de avanzada edad pero con los recuerdos muy vivos. «Estuve recientemente en una casa donde me acogieron hace 60 años y se acordaban de mí. Es una experiencia extraordinaria reecontrarme con ellos», añade. La cinta tiene su punto de partida en los Pirineos, donde un grupo de personas de diferentes nacionalidades fue arrestado. A partir de aquí, descubrimos esta red, que se extendió por España, Francia y Bélgica.

«"El último paso" sirve para recuperar la idea de que la II Guerra Mundial tiene también que ver con nuestro país», explican sus directoras, que destacan «el largo proceso de investigación que supuso». Este trabajo tendrá, además, una faceta educativa con su proyección en diversos colegios españoles.
 

 

El detalle
IMÁGENES INÉDITAS
 La cinta, una coproducción entre Francia, Bélgica y España, además de imágenes de archivo inéditas, incluye una dramatización de los momentos clave.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN