lunes, 21 agosto 2017
19:22
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Los toros ganan a la creación de empleo

MADRID- Atónito se debió de quedar ayer más de uno al enterarse de que en el pueblo cacereño de Guijo de Galisteo lo que priman son las vaquillas, por delante, incluso, de la creación de empleo. Y es que, ante la pregunta de qué hacer con 15.000 euros de presupuesto los vecinos de este municipio y sus dos pedanías –Valrío y El Batán– lo tuvieron claro: los toros ante todo. Una decisión cuanto menos llamativa en tiempos de crisis.

La historia no tiene desperdicio. El Ayuntamiento de este pueblo cacereño contaba con una partida de 30.000 euros para los festejos taurinos, pero con una tasa de paro del 30 por ciento se replanteó destinar todo ese dinero a los toros o utilizar la mitad para la creación de empleos eventuales. Y entonces se le ocurrió plantear un referéndum a los más de mil vecinos que viven en las tres poblaciones afectadas y que no dudaron en acudir ayer a las urnas para plasmar su opinión.

 En Guijo de Galisteo lo tuvieron claro desde el principio: 115 votos favorables a crear trabajos frente a 40 a favor de la fiesta nacional. Situación que no se repitió en El Batán y Valrío donde la opción más votada fue la de usar ese dinero para comprar vaquillas. Así las cosas se planteaba un nuevo dilema, ya que al ser 15.000 euros y tener dos resultados diferentes... La decisión fue rápida: 10.000 euros para los toros y 5.000 para crear empleo en Guijo de Galisteo, donde ganó esta opción.

Lo ocurrido no dejó indiferente a nadie. «Si haces cuentas aporta mucho más dinero una tarde de fiestas que esos empleos», manifestaba el dueño de un bar, mientras otra mujer se «avergonzaba» no sólo de haberse sometido a este referéndum con la que está cayendo, sino de que la mayoría hubiese votado a favor de destinar el dinero a los festejos taurinos.
Si tenemos en cuenta que en el referéndum podían votar personas a partir de 16 años, cuya preocupación por el empleo es mínima frente a la posibilidad de tener unas fiestas a lo grande, el resultado se antoja más comprensible.

 

Imaginación para salir de la crisis
Es un hecho. La crisis ha obligado a los pequeños municipios  a agudizar su ingenio. Y el caso de estas tres localidades cacereñas no es el único. Así, podemos encontrar pueblos como el de Navares de las Cuevas, en Segovia, en el que han de decidido obsequiar con un cochinillo a cada habitante que se empadrone en el municipio. Y no es para menos, ya que el pueblo apenas cuenta con 24 habitantes censados. De esta forma la localidad segoviana ha buscado una salida para garantizar su supervivencia. Un dato: la media de edad es de 60 años.

SIGUENOS EN LA RAZÓN