martes, 23 mayo 2017
10:54
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Un día ya es demasiado por Francisco Javier Contador

Me han pedido un artículo para explicar mi punto de vista sobre el caso de Alberto y lo ocurrido durante el larguísimo proceso que hemos padecido desde el 24 de agosto del año 2010. Es difícil decidir por dónde empezar ni qué contar. Una vez publicada la sentencia, no podemos decir que estemos satisfechos. Desde el principio hemos trabajado con todo lo que teníamos para obtener justicia, hemos invertido tiempo, recursos, dinero... y después de todo no hemos logrado la absolución. Era lo único que nos valía y defendemos, ya que Alberto es inocente. Un día de sanción ya es demasiado para una persona cuyo único error fue no analizar la dichosa carne que se comió durante el Tour de 2010.

El gran trabajo hecho ha logrado que en la resolución se diga claramente que Alberto no se ha dopado. Este hecho es de suma importancia y es lo que ha provocado tantas y tantas muestras de apoyo y cariño. La gente no puede entender que sin ser culpable tengas que cumplir dos años de sanción, pagar una multa del 70 por ciento de tu sueldo y ser desposeído de los títulos obtenidos con tanto trabajo, esfuerzo y sacrificio.

No me vale que digan que la norma es la que hay. Había razones jurídicas para absolver a Alberto, incluso para imponer una sanción de un año (lo lógico si, como dicen, son los suplementos la opción más probable). Sin embargo, nos sancionan con la pena máxima. Desde que empezó esto me he preguntado muchas veces qué hemos hecho para merecer esto. Todavía no he obtenido respuesta.

 

Francisco Javier Contador
Hermano y representante de Alberto Contador

SIGUENOS EN LA RAZÓN