domingo, 26 marzo 2017
11:12
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La variedad de monastrell reina en las Fiestas del Vino

  • El Consejo Regulador de D.O colabora en los actos festeros programados para estos días

JUMILLA- El vino será el protagonista de la Feria y Fiestas de Jumilla en honor a su patrona, la Virgen de la Asunción, que se desarrollarán desde hoy y hasta el 19 de agosto. Por ello, los mejores caldos del Altiplano se darán cita, un año más, en el stand que pone a disposición de todos los ciudadanos y visitantes, a partir de hoy, el Consejo Regulador de Denominación de Origen de Vinos de Jumilla, instalado en el paseo Poeta Lorenzo Guardiola durante todas las fiestas, y en el que de forma gratuita, aquellas personas que lo deseen podrán degustar estos exquisitos vinos. Asimismo, el Consejo, según explicó su presidente, Pedro Lencina, «intenta colaborar, de una forma u otra, con todos los colectivos que organizan el resto de actos vinculados a nuestro sector, como ocurrió anoche con la Exaltación del Vino, y la Miniferia, organizada por Asevin, así como con los diferentes eventos de la Federación de Peñas de la Vendimia y demás colectivos festeros de Jumilla».

Y es que, «las fiestas son símbolo de identificación de un pueblo y, en el caso de Jumilla, el vino y la monastrell son los principales protagonistas», resaltó Lencina, al tiempo que añadió que  «la vitivinicultura es símbolo de prosperidad, porque identifica nuestro pasado, presente y futuro».  Tal es así, que «el vino y la monastrell ponen en valor las señas de identidad del municipio jumillano, un pueblo eminentemente agrícola que ha sabido hacer de ésta su principal forma de vida y su ventana al mundo».

De esta manera, las Fiestas de Jumilla no sólo son una buena oportunidad para poner en valor las grandes posibilidades de la ciudad, sino también de la Región de Murcia, ya que sus vinos «son un valor en alza en todo el mundo por su relación calidad-precio, y no tienen nada que envidiar a los de otras zonas a las que miran de frente a frente, de botella a botella, sin reparos», matizó el presidente del Consejo Regulador de D.O. No obstante, «lo que quizá sí echamos en falta es un apoyo decidido y que nos consideren como lo que somos: Uno de los pilares agroalimentarios y, por tanto, económicos de esta Comunidad», incidió Lencina.

Pasadas las fiestas, comienza la vendimia y con ella una nueva campaña, que aunque aún es pronto para hablar de cifras, «se prevé que las variedades más tempranas estén en su punto para ser vendimiadas a finales de este mes», ya que, «este año las incidencias climáticas han sido menores que en la campaña anterior, en la que el pedrisco arrasó las cosechas de dos de los siete pueblos de esta Denominación de Origen Protegida, por lo que si todo marcha como hasta el momento, la cantidad de uva que se recolecte será igual o mayor, además, de una concentración excepcional, debido al estrés hídrico que están sufriendo los viñedos en los últimos meses».

Cabe resaltar que, pasado el primer semestre del año, las ventas de vino embotellado con DOP Jumilla aumentaron un 15 por ciento y, las previsiones «pasan por cerrar 2012 con un incremento con respecto al pasado año». Unos datos donde los mercados internacionales tienen un papel muy importante, por lo que en 2013 el Consejo se centrará en la promoción en el exterior.

SIGUENOS EN LA RAZÓN