lunes, 24 julio 2017
14:50
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

El Consell frena la designación de Zarra como cementerio nuclear

  • La Generalitat  considera  que se trata de una decisión unilateral y se enfrenta  al Gobierno de Zapatero.

Valencia-El Gobierno valenciano frenó ayer  lo que parecía ser una decisión del Consejo de Ministros de designar al municipio valenciano de Zarra como sede del cementerio nuclear, llamado Almacén Temporal Centralizado (ATC). Las razones para este drástico rechazo, según fuentes de la Generalitat, se centran en la existencia de un compromiso entre ambos Gobiernos de que cualquier decisión se tomaría dialogada y basada en negociaciones. «La decisión del Gobierno central es contraria  al informe técnico que redactó la Conselleria de Medio ambiente el mes de febrero».

La sucesión de los acontecimientos de ayer por la mañana se inició cuando desde el Ministerio de Industria se intentó contactar con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, pero la conversación no se produjo porque  Camps  se encontraba en la reunión del Pleno del Consell, que se celebra cada viernes.

Más tarde, fue el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, quien llamó al conseller de Industria, Vicente Rambla, para explicarle que el Consejo de Ministros valoraba a Zarra como destino del ATC. Recibió la negativa del conseller valenciano.

Tras el rechazo a esta decisión por parte del Gobierno valenciano, el Consejo de Ministros aplazó la elección definitiva del emplazamiento hasta la semana que viene, «el Consejo ha pedido un informe complementario después de estudiar un amplio documento presentado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián», informó la vicepresidenta segunda del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Fue entonces cuando el vicepresidente tercero y conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, Juan Cotino, anunció que el Consell recurrirá la decisión del Consejo de Ministros  y que esperaba que la rectificación del Gobierno fuera definitiva.

En un principio, el conseller habló de «rumorología», porque ningún ministro se había puesto en contacto con el Gobierno valenciano para hablar de este asunto y sólo se conocía que estaba en los temas del día a tratar en el Consejo, pero unos minutos más tarde, le hacían llegar un papel en el que se confirmaba que Madrid había aprobado la ubicación de la ATC en Zarra. En ese momento, Cotino se exasperó y reafirmó su posición «tajantemente en contra». Asimismo, explicó las dificultades técnicas que se puntualizaron en el informe presentado por la Generalitat el pasado mes de abril y que justifica la oposición al Gobierno.

Por el momento, el Gobierno español sigue analizando la ubicación y, al parecer, Ascó, municipio situado en Tarragona, sigue, a pocas décimas, la candidatura de Zarra, por lo que el ATC podría ubicarse, definitivamente,  allí.

SIGUENOS EN LA RAZÓN