viernes, 04 septiembre 2015
18:31
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Clinton asegura que Chen ha alcanzado un acuerdo con las autoridades chinas

  • La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, aseguró hoy que el disidente Chen Guangcheng, huido de su arresto domiciliario y refugiado durante seis días en la Embajada de EEUU en Pekín, ha alcanzado un acuerdo con las autoridades chinas, y manifestó su apoyo al disidente.

"Chen y el Gobierno chino han logrado varios entendimientos sobre su futuro, incluyendo la oportunidad de buscar una mejor educación en un entorno más seguro", señaló Clinton en un comunicado, horas después de que Pekín pidiera a la Embajada de EE.UU. que se disculpara por haber acogido al disidente durante los últimos días.


Pese a las críticas del Gobierno chino, Clinton, que hoy llegó a Pekín para celebrar mañana un foro estratégico y económico con las autoridades chinas, dijo estar satisfecha de "haber facilitado la salida de la Embajada estadounidense de Chen", con quien conversó hoy telefónicamente sobre su situación. La secretaria de Estado no quiso dar detalles sobre los "entendimientos" alcanzados entre Chen y las autoridades chinas, limitándose a señalar que "convertir esos compromisos en realidad es la próxima y crucial tarea".


Es posible, pero no está confirmado, que los compromisos no impliquen que Chen deje China y emigre a EE.UU., ya que el activista ciego ha señalado en varias ocasiones, y también sus amigos como el también perseguido disidente Hu Jia, que su intención es permanecer en su país para seguir defendiendo su causa.


Clinton también aseguró que Chen, por cuya situación ella misma ya había mostrado preocupación en años anteriores, seguirá contando con el apoyo del Gobierno de EE.UU.
"El Gobierno de Estados Unidos y el pueblo americano están comprometidos a seguir implicados con Chen y su familia en los días, semanas y meses venideros", subrayó en el breve comunicado.


Chen, abogado autodidacta que perdió la vista a los cinco años, fue detenido en 2005 y condenado en 2006 a cuatro años y tres meses de prisión tras denunciar abortos y esterilizaciones forzosas a 7.000 mujeres de su provincia, Shandong, una sentencia criticada por organizaciones de derechos humanos, que la consideraron una venganza de las autoridades por su activismo.


El abogado salió en libertad en 2010 pero desde entonces ha sufrido junto a su familia un severo arresto domiciliario en su casa de Dongshigu, también en Shandong, del que escapó el pasado 22 de abril para buscar refugio en la Embajada estadounidense. El disidente salió de la legación para ser atendido en un cercano hospital pequinés, pero antes llamó a su abogado Li Jinsong, al que le pidió que se reuniera con él, y solicitó una entrevista con el diario "Washington Post", al que confesó que cuando habló por teléfono con Clinton le dijo que "quería besarla" tras la ayuda recibida.

SIGUENOS EN LA RAZÓN