domingo, 26 abril 2015
04:57
Actualizado a las 
Ofrecido por:
MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1

    historico

historico

Convergència se instala en la amenaza

  • Rull insiste en avanzar elecciones si el Gobierno no acepta el pacto fiscal

  • 1

BARCELONA- A la espera de que la Generalitat pida formalmente sumarse al Fondo de Liquidez del Gobierno con el que solventar los graves problemas de tesorería, la estrategia del ejecutivo de Artur Mas no cede ni un ápice, aunque suponga un motivo de confrontación constante con el PP y, por extensión, con el Ejecutivo, que no está por la labor de negociar el pacto fiscal de Mas.

Desde el pleno parlamentario en que no logró la unidad que deseaba para negociar en Madrid, Convergència ha redoblado los esfuerzos para defender el pacto fiscal con insistencia. Oriol Pujol lo pide puertas adentro –carta a la militancia inclusive– y Josep Rull se ha puesto el traje de la amenaza. El número tres del partido aseguró ayer que iniciarán un «proceso de autodeterminación» si no logran el pacto fiscal. Defendió que explicarlo abiertamente es un «ejercicio de honestidad» para dejar claro cuáles son sus planteamientos y volvió a rescatar el fantasma de las elecciones anticipadas si no logran su objetivo, una medida que tanto PP como PSC   consideran totalmente inviable y letal para Cataluña en el contexto de crisis actual.

«Desde CDC ya hemos advertido que si hubiese un "no" del Gobierno por respuesta, la resignación no sería una alternativa», aseguró Rull.

La estrategia pasa por negociar en otoño, aunque cada vez va tomando mayor forma adelantar las elecciones a la primavera y que se conviertan en una especie de plebiscito. Sea como fuere, en la oposición no comulgan con la estrategia de las amenazas. Vía Twitter, el diputado del PP Rafael Luna pidió a Rull que «se deje de chorradas» y le retó a «que hable del Palau o bien de las ITV», por los que planea la sombra de  financiación irregular en CDC.
 

Síguenos en