lunes, 24 julio 2017
08:25
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

El libro aguanta la crisis

  • La facturación de libros aumenta un 6 por ciento en los últimos cinco años y el libro de texto sigue representando el 27,2 de los ingresos de la industria

El balance requiere mirar hacia atrás y remontarnos en el tiempo. La facturación del sector editorial ha aumentado un 6 por ciento en los últimos cinco años y el número de ejemplares que se han vendido en nuestro país salda una media de 2,4 por ciento durante ese mismo periodo. Durante 2009, los sellos obtuvieron 3.110 millones de euros y vendieron cerca de 236 millones de ejemplares. Unas cifras ligeramente inferiores a las que dejó 2008, un 2,4 por ciento menos, según informa la Federación de Gremios de Editores de España, que ayer presentó el estudio del Comercio Interior del libro en España y el saldo del Comercio Exterior.

Este último apartado también tiene sus propias cantidades para radiografiar el estado de las editoriales y cómo aguantan el temporal de la crisis económica. Las ventas a otros países dejaron 442,37 millones de euros y apuntan a unos territorios geográficos precisos como los principales receptores. Europa y América son los continentes que sobresalen. Dentro de ellos, dos naciones, Francia y América, son las que lideran este ranking. Según remarca el informe: «En medio de la recesión del comercio mundial, las exportaciones del libro han logrado mantener su cuota de mercado con un saldo neto en 2009 de 206,88 millones de euros.
Otro dato importante es que los libros de texto siguen representando un 27, 2 por ciento de los ingresos de esta industria, una de las más importantes y consolidadas de España, y que el libro de bolsillo ha vendido un 10,5 por ciento menos que en 2008. Las librerías, en especial las cadenas, siguen siendo el punto habitual de compra de los lectores, al representar el 49 por ciento de la facturación, aunque aumenta la influencia de los hipermercados entre los espacios favoritos de venta. El área que recibe el mayor varapalo son los textos universitarios.

Han disminuido un 2,1 por ciento durante los últimos doce meses y un 18,2 a lo largo de los cinco años anteriores. Aquí salta un viejo fantasma: el de la «piratería». 

El «pirateo» universitario

El PDF «pirata» en las Universidades es una antigua lacra que está lastrando este hueco del mercado. Se ha advertido en repetidas ocasiones del perjuicio que ocasionan las fotocopias en la venta de títulos, pero últimamente lo que ha proliferado son los llamados PDF. De hecho la Federación de Gremios de Editores de España ya ha denunciado a alguna Universidad y las ha llevado ante  los Tribunales de Justicia por esta mala práctica, según Ep. De hecho, los propios editores no descartan, si no se corrige esta costumbre que tanto perjuicio acarrea, llevar próximamente a «juicio penal» a algún Rector por la misma cuestión. 


La RAE acepta  el término «libro electrónico»
 La Real Academia Española (RAE) incluirá en su próxima versión del Diccionario el término «libro electrónico», tras el acuerdo adoptado con la unanimidad de las 22 Academias de la Lengua Española.  La nueva incorporación figurará bajo la palabra «libro», como una más de las formas complejas asociadas a esta entrada en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Tendrá dos acepciones: dispositivo electrónico que permite almacenar, reproducir y leer libros; y libro en formato adecuado para leerse en ese dispositivo. En la próxima actualización del DRAE en internet, prevista para el verano, se incluirá esta novedad.

SIGUENOS EN LA RAZÓN