MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
12:14
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La estrategia oculta de Batasuna

Otegi quiere infiltrarse en el 15-M

Cree que  la izquierda abertzale necesita una lucha organizada contra la crisis, que cale en la calle 

J. M. Zuloaga. 

Tiempo de lectura 4 min.

04 de junio de 2012. 01:34h

Comentada
J. M. Zuloaga.  4/6/2012

MADRID-Arnaldo Otegi, el portavoz de Batasuna que cumple condena en la cárcel de Logroño, ha hecho llegar a personas que le visitan y otras con las que mantiene comunicación, que la llamada «izquierda abertzale» (de la que forma parte ETA) hoy no es «una piña», ya que no se han cumplido las expectativas del «proceso», pactado, a través de intermediarios internacionales, con nacionalistas y socialistas durante la anterior legislatura.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, Otegi parece consciente de que la apuesta que el sector, que él mismo encabezaba, hizo (a partir de 2009) por las «vías políticas», frente a los que preconizaban la continuidad de la «lucha armada», no ha logrado todos sus objetivos. Como consecuencia de ello, se están produciendo enfrentamientos en el seno del «colectivo» de presos y en el resto del entramado.

Optimista
Sin embargo, según las citadas fuentes, se muestra optimista en el sentido de que el asunto se podrá reconducir y logrará que sus tesis sean las que sigan dirigiendo la estrategia de la «izquierda abertzale».

Expertos antiterroristas, consultados por este periódico, no entienden el optimismo del portavoz de Batasuna, ya que cada día es más cuestionado por el sector en el que se alinean los presos más duros, y con más influencia, partidarios muchos de ellos de que ETA haga valer, de alguna manera, la capacidad que mantiene para poner de nuevo en marcha la «lucha armada».
Iniciativa

Otegi anuncia, incluso, iniciativas, que no cita, que dejaran sorprendidos, y sin capacidad de respuesta, a los que ahora cuestionen abiertamente a los «posibilistas» de Batasuna, que él encabeza junto con Rafael Díez Usabiaga.

La atención que en los últimos tiempos demuestra el portavoz de Batasuna por el movimiento del 15-M puede dar una pista de cuáles pueden ser algunas de esas iniciativas.
Otegi cree que las caceroladas y las demás protestas de este movimiento tienen detrás una «dinámica popular» que los proetarras tienen que aprovechar para sus fines (fagocitarlo, como han hecho con Aralar). Se trata de evitar que vayan por libre y sin un sustrato ideológico claro que dé sentido al movimiento.

 Según ha comentado a sus interlocutores, a la «izquierda abertzale» le hace falta una lucha organizada contra la crisis económica y la pérdida de derechos de los trabajadores. Como el 15-M ya está inventado, lo más práctico es hacerse con el movimiento, antes de que desaparezca o sea aprovechado por otras fuerzas políticas.

Otegi ha sido informado por algunas de las personas que han estado en contacto con él de los individuos que ya ha colocado la «izquierda abertzale» en el 15-M, como el conocido dirigente Perico Solabarria.

 Asimismo, se le ha indicado que la mayoría de los que integran el movimiento en el País Vasco son gente desencantada de Ezker Batua (Izquierda Unida). Se trata de individuos que, en su inmensa mayoría, son castellano-parlantes, con unas estructuras absolutamente endebles, que nada tienen que ver con las que tiene el entramado proetarra en el País Vasco y Navarra y que pueden servir para dinamizar este movimiento. Una de las primeras tareas sería su euskaldunización (que el vascuence sea la lengua de los militantes).

El portavoz de Batasuna, según las citadas fuentes, se muestra entusiasmado con este proyecto y una de las iniciativas que propone es la ocupación, pacífica (sugiere llevar la foto de conocidos líderes pacifistas, como Mandela, Gandhi u otros),  de sucursales bancarias acompañada de la correspondiente cacerolada.

Cree que si triunfan con este proyecto, se podrán hacer con el control del País Vasco ya que, en el plano institucional, han avanzado mucho con los resultados de Bildu y Amaiur, en las elecciones municipales y generales, y los que se puedan producir en las autonómicas.
Según los planes de Otegi, se trata de que la juventud pierda el miedo a enfrentarse a los poderes establecidos, entre ellos los económicos, y que todo esté controlado por el entramado proetarra, aunque el 15-M siga apareciendo, en teoría, como un movimiento espontáneo. Está convencido de que si llevan adelante este plan , se habrá logrado una gran victoria.

 

Pingüinos abertzales
A Periko Solabarria le presentan los suyos como «cura obrero y abertzale íntegro». A sus 82 años, forma parte de Berri-Otxoak, porque, según dice, «hay que estar en la calle para hacer frente a los poderosos». Recientemente, ocuparon el cajero de un banco disfrazados de pingüinos, porque, según comentó, «nos dejan helados con los recortes».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs