jueves, 27 julio 2017
12:41
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

El Gobierno central se compromete en Murcia a no dejar abandonada a Lorca

  • Valcárcel, Blanco y Jódar firman el Real Decreto para ayudar a los damnificados

MURCIA- «No nos olvidaremos de las víctimas y las familias lorquinas, porque cuando se vayan las cámaras los gobiernos los gobiernos vamos a seguir ahí», con estas palabras finalizó ayer su discurso el ministro de Fomento, José Blanco, su intervención en el palacio de San Esteban, prometiendo de esta manera, que los lorquinos contarán con la ayuda incondicional de todos.

Blanco, junto al presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, y el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, firmaron ayer el convenio para reparación urgente de los daños provocados por los seismos acaecidos el pasado miércoles en la Ciudad del Sol, que establece una financiación del cien por cien de la reconstrucción de las edificaciones afectadas y ayudas de hasta 106.000 euros a las familias cuya vivienda haya sido destruida.

El convenio contempla también ayudas de 24.000 euros para cada uno de los propietarios cuyas viviendas no hayan quedado destruidas pero sí dañadas por el terremoto, así como subvenciones a las comunidades de propietarios por daños en elemento comunes. El acuerdo suscrito ayer es «fruto de la colaboración de las tres administraciones en un trabajo conjunto y coordinado, que persigue garantizar el bienestar de los miles de lorquinos afectados por el terremoto, agilizando al máximo el pago de las subvenciones», aseguró el presidente regional.

Asimismo, añadió que el compromiso del Gobierno regional es «comenzar cuanto antes a hacer efectivo el pago de las ayudas a las familias lorquinas afectadas para que los trabajos de reconstrucción, rehabilitación y reparación puedan ejecutarse con la máxima agilidad».

Por su parte, Francisco Jódar mostró su agradecimiento y las muestras de apoyo y ayuda por parte de las autoridades, empresarios y ciudadanos, y afirmó que se seguirá «dejando la piel por el pueblo al que me debo».

El alcalde de Lorca destacó que «represento a un pueblo que en estos momentos llora de ver su ciudad destruida», tras lo que añadió «que se nos ha abierto una puerta de esperanza con la lealtad y la colaboración institucional para conseguir ayuda a Lorca a salir de este tremendo drama». Y es que, Jódar explicó que «es evidente que la ciudad no puede salir sola de esta catástrofe, y necesitamos ayuda, pero tenemos esperanza y certeza que esta unión se mantendrá», así que concluyó su intervención con «hay que seguir trabajando».

Las administraciones regional, local y estatal se harán cargo de la coordinación de las actuaciones. El Gobierno regional, a través de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, además de gestionar las ayudas junto al Ayuntamiento de Lorca, se hará cargo del 50 por ciento del coste total de las mismas. Así, las tres administraciones dotarán de personal y medios necesarios a las oficinas de atención a los ciudadanos.


Ayudas del convenio de colaboración entre las administraciones administraciones
- Los propietarios de las viviendas en propiedad que tengan una destrucción total o demolición necesaria podrán acceder a una vivienda en régimen de alquiler, durante un período máximo de 24 meses. De la misma forma, la ayuda alcanzará hasta los 106.000 euros.
- Las familias lorquinas que se encontraban en una vivienda de alquiler y hayan sufrido la destrucción o la demolición tendrán ayudas al alquiler consistentes en el abono de la diferencia entre las rentas de alquiler de la anterior durante un período máximo de 24 meses.         
- En el caso de viviendas dañadas podrán acceder a una cuantía de hasta 24.000 euros para la reparación, rehabilitación y reconstrucción de viviendas.
- Si la rehabilitación o reparación de la vivienda exige desalojo, las familias podrán acceder a una vivienda de alquiler durante un período máximo de 12 meses y 6.671,70 euros al año.                              
- Por la destrucción o daños de enseres de primera necesidad, podrán percibir una cantidad máxima de 2.580 euros para su reposición.

SIGUENOS EN LA RAZÓN