domingo, 30 agosto 2015
17:16
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Boyer vuelve por fin a casa

La familia de Miguel Boyer respira tranquila después del susto que sufrieron hace dos meses, cuando el esposo de Isabel Preysler tuvo que ser ingresado de urgencia a causa de un derrame cerebral. Ayer, y después de casi dos meses internado en la Clínica Ruber, el economista fue dado de alta una vez que los médicos consideraran que la favorable evolución experimentada en los últimos días le permite continuar con la recuperación en su domicilio. «Está consciente y  orientado. La función del lenguaje en el aspecto de comprensión es completa y la de expresión francamente buena», afirmaron en un comunicado. Así que, a primera hora de la mañana, un coche trasladó a Boyer hasta su residencia madrileña de Puerta de Hierro, donde le espera un largo y duro trabajo de rehabilitación.

Debido a su afección en el hemisferio izquierdo del cerebro, además de tener que recuperar las habilidades lingüísticas, deberá trabajar la función motora del lado derecho de su cuerpo, aunque los especialistas confirman que su movilidad «ha seguido un curso muy favorable tanto en el brazo y los movimientos de la mano como en la pierna». De igual modo, el ex ministro ya ingiere alimentos sólidos y líquidos de manera oral, y sin necesidad de ninguna sonda, una vez que se ha cerrado la traqueostomía que le practicaron a los pocos días del ingreso.

 

55 días de calvario
- 28 de febrero: ingresa de urgencia a causa de un derrame cerebral. Es sometido  a una craneotomía para evacuar el hematoma.-  7 de marzo: se le suspende la sedación y recupera la conciencia.-  22 de marzo: le practican una traqueostomía.-  14 de abril: abandona la Unidad de Cuidados Intensivos. Comienza los ejercicios de rehabilitación del habla y de movimiento, y tolera la alimentación oral.  -  23 de abril: recibe el alta médica.

SIGUENOS EN LA RAZÓN