martes, 23 mayo 2017
05:26
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La aplicación móvil de FGC para alertar de actividades incívicas revoluciona la red

  • Una iniciativa reúne 50.000 firmas para que la retiren por invitar a denunciar a mendigos o músicos

BARCELONA- «Los trenes de FGC son un sistema de transporte ferroviario público donde no está permitido hacer negocio. Está prohibido mendigar, vender, tocar música, cantar, etc». Ésta es la máxima que la aplicación móvil (APP) de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC)  esgrime para justificar el envío de una «alerta de incivismo» al centro de mando integrado del servicio de transporte. La alerta se incluye dentro de los «doce comportamientos incívicos más habituales» que la empresa afirma tener identificados y permite al usuario informar de su situación –en qué linea, estaciÓn y vagón  ha visualizado al mendigo, vendedor ambulante o músico–, para que la autoridad  de la infraestructura decida qué hacer al respecto.
Que la mendicidad se haya incluido junto a otras acciones como raYar un cristal, hacer grafitis o fumar en el vagón o la estación, ha propiciado toda una revolución de denuncias en Internet, donde casi 50.000 ciudadanos han firmado una petición online para que la empresa de transporte público retire la aplicación del mercado (en el momento que se escribían estas líneas ya eran 52.765 personas las que habían estampado su rúbrica). La acción de denuncia, coordinada por la web change.org,  ha levantado una auténtica polvareda mediática, y según afirma su propulsor, Miquel Rubio, estudiante de Educación Social en la UOC, ha provocado que medios internacionales como la BBC o diarios de Colombia e Italia se hayan interesado por esta movilización ciudadana.
Desde el pasado día 6 de agosto, Rubio afirma sentirse «desbordado» y «emocionado» por la respuesta de su iniciativa. La idea surgió tras una conversación que él y sus compañeros de clase mantuvieron online y él mismo acudió a la web para comenzar la recogida de firmas. El texto para adherirse a la campaña argumenta que el apartado de mendicidad es «especialmente grave en el actual contexto de crisis, un ataque directo contra la sociedad en general, y sobre todo contra aquellas personas más desfavorecidas» y añade que «es vergonzoso y lamentable que una institución pública como FGC realice estos ataques contra la dignidad e integridad de las personas». 
Desde la Administración catalana sólo han contactado con Rubio desde el Síndic de Greuges de Cataluña, pero para pedirle que quite  el mail de la institución de su iniciativa. Al parecer, cada firma online implicaba un mail en la bandeja de entrada del Síndic y estaba saturando su servidor de correo mail. 
Mientras la campaña suma y sigue adhesiones en Internet, los responsables de FGC todavía no se han pronunciado al respecto. Eso sí, desde el sábado por la tarde, los móviles que utilizan tecnología Android no contienen el apartado de alerta de mendigos si se descarga la aplicación. Desde la empresa, no obstante, destacan que la aplicación envía «alertas íncivicas» y que en ningún caso son denuncias formales.


PUNTOS CLAVE
1.- MÁXIMA
En trenes de FGC «no está permitido hacer negocio por lo que está prohibido mendigar, vender, tocar música, cantar, ect»..
2.- APLICACIÓN
La aplicación móvil permite que el usuario envíe una «alerta de incivismo» al centro de mando que decide qué hacer al respecto.
3.- VERGÜENZA
Miquel Rubio inició una campaña para tratar de que FGC retire la aplicación al considerar vergonzoso que un organismo público realice este ataque contra la dignidad de las personas.
4.- SILENCIO
Rubio asegura sentirse «sorprendido» por el silencio de las instituciones. Más cuando se han interesado medios extranjeros sobre dicha aplicación móvil.

SIGUENOS EN LA RAZÓN