martes, 27 junio 2017
04:55
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Gallardón contra Zapatero: «Es mentiroso y envidioso»

  • El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, acusó ayer a José Luis Rodríguez Zapatero de «mentiroso» y a su Gobierno de «falso», «obstaculizador» y «envidioso» en respuesta a las declaraciones que hizo el pasado martes el presidente en la sesión de control en el Senado.

Ante la cuestión del portavoz del PP, Pío García Escudero, de por qué no se permite pedir créditos a los ayuntamientos con más de un 75 por ciento de deuda, lo que asfixia a Madrid y a Valencia, Zapatero señaló que lo que tiene que hacer el Ayuntamiento de Madrid es «no endeudarse más».
El alcalde madrileño aseguró ayer que esto «es falso, y no sé si responde a una mentira del propio presidente o a una ignorancia como consecuencia de que le ha mentido Elena Salgado. Pero el Ministerio de Hacienda sabe perfectamente que nosotros este año vamos a reducir nuestra deuda y que en ningún momento hemos pedido autorización para endeudarnos más, sino que hemos solicitado sólo una refinanciación». Gallardón comparó al presidente del Gobierno con un escolar que no ha hecho los deberes y siente envidia de sus compañeros. «Es como los malos alumnos de clase, que les da rabia que otros compañeros hayan hecho los deberes. Se le termina el curso y lo que hace, como una rabieta de niño pequeño, es mentir».
De hecho, Zapatero erró también al cifrar la deuda municipal, ya que aludió a «más de 7.000 millones de deuda», cuando ya en 2009 el Ayuntamiento madrileño cerró el ejercicio con 6.759 millones de deuda. En los Presupuestos de 2010, el Consistorio se comprometió a reducir en 51 millones esta cifra que, ahora, se tendrá que amortizar en 257 millones, ya que el Estado no permite la refinanciación de la cantidad que vence este año, aunque los bancos sí dan solvencia a la ciudad. Una circunstancia que impide pagar a los proveedores municipales lo que, según el primer edil, «es responsabilidad exclusiva del Gobierno», ya que «está en mora» de hacer efectiva la Línea ICO para pagos vencidos que aprobó el Congreso de los Diputados.
Todo ello en medio de la polémica que el Consistorio madrileño tiene con el Ministerio de Fomento por el alumbrado de la M-40 que Gallardón se ha negado a seguir pagando. «A este envidioso, falso y obstaculizador Gobierno los madrileños no le van a seguir pagando el mantenimiento de sus infraestructuras», apostilló.

SIGUENOS EN LA RAZÓN