miércoles, 27 mayo 2015
15:54
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

historico

Optimismo moderado

  • 1

Madrid- Resta una semana para comprobar si Ferrari reacciona o no, para comprobar si las mejoras programadas son suficientes para que Fernando Alonso pueda luchar por el título. Ayer en Mugello, escenario de tres días de pruebas que no volverán a repetirse en lo que queda de temporada, los equipos probaron sus primeras grandes evoluciones y en el caso de Ferrari el optimismo al final del día era evidente a pesar de los contratiempos.

La escudería italiana estrenó en el coche una nueva ubicación de los escapes –el gran problema hasta ahora–, una parte trasera más estrecha con branquias, un capó más estilizado y un nuevo alerón trasero. Cambios a los que se suman los pontones y el ala delantera, que ya se vieron en anteriores jornadas.

Alonso fue el encargado de evaluar las modificaciones y, a priori, las cosas van en la dirección correcta. «En Barcelona tenemos que dar el primer paso», comentó el piloto. Y eso que encontró los límites del coche al sufrir un pequeño accidente al salirse de la pista. En Italia se asegura que el monoplaza ha mejorado cuatro décimas, aunque habrá que comprobarlo en Cataluña. Y habrá que ver lo que han progresado Red Bull, Lotus y McLaren.

En principio, parece que en Barcelona sólo podrán utilizar parte de las mejoras ensayadas en estos días, aunque según el piloto español pueden ser suficientes para entrar sin problemas en la Q3. En el Gran Premio de Canadá sería el momento en que llegara el F2012 revisado. «Vamos a intentar reducir la diferencia con los equipos punteros porque estábamos a una media de ocho o nueve décimas con respecto a los primeros en las cuatro primeras carreras entre la Q1 y la Q3.
Necesitamos reducir ese lapso inmediatamente si queremos seguir en la lucha por los puntos y el campeonato», comentó Alonso tras los tres días de ensayos. 

 

Síguenos en